Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Los comerciantes alertan de que el recorte de ayudas amenaza su supervivencia

Estiman que la medida que estudia poner en marcha la DGA perjudicaría especialmente al mundo rural. Esta actividad supone el 14% del PIB de Aragón y una de cada cuatro empresas aragonesas es un comercio.

Los representantes de las asociaciones de comerciantes de la provincia expresaron su malestar.
Los representantes de las asociaciones de comerciantes de la provincia expresaron su malestar.
HA

Los comerciantes han mostrado su preocupación por las "graves" consecuencias que, a su juicio, supondrá para la supervivencia del sector en la provincia de Teruel el recorte de ayudas previsto en el borrador de presupuestos del Gobierno de Aragón. Representantes de las quince asociaciones de comercio que aglutinan a todo el ramo provincial expresaron ayer su malestar por entender que, de aprobarse la medida, se plantea un futuro incierto, especialmente para los pequeños establecimientos del mundo rural. Sostienen que las tiendas significan el principal tejido económico para muchos municipios; y las asociaciones, un punto de referencia que permite la dinamización de la vida en los núcleos urbanos.

El borrador contempla drásticos recortes en las dos líneas de ayudas que actualmente se aplican al comercio. En un caso, se dirigen a apoyar las reformas, nuevas aperturas o inversiones para la modernización de tiendas, que de los 2,1 millones de euros, pasarán a 60.000 euros, según el proyecto de presupuestos del Ejecutivo aragonés. El otro capítulo se refiere a subvenciones destinadas a las asociaciones de comerciantes, que recibirán 141.500 euros frente a los 2,3 millones asignados en estos momentos.

El gerente del Centro Comercial Abierto de Teruel (CCAT) –que integra a las tiendas del Casco Histórico de la capital–, Rodolfo Pangua, señaló que la reducción de ayudas perjudicará a todo el sector, pero sobre todo a los comercios y asociaciones de menores dimensiones. "Cuanto más pequeños, más problemas tendrán para financiarse", explicaba, tras destacar que este sector supone el 14% del Producto Interior Bruto (PIB) aragonés y que una de cada cuatro empresas de la Comunidad Autónoma es un comercio. "Además –añadió–, uno de cada cuatro trabajadores aragoneses se dedica a la actividad comercial".

Delicada situación

Los representantes de las asociaciones alertan de que la situación del comercio de proximidad aragonés se encuentra en "una situación delicada, muy lejos de haber superado la crisis". De hecho, en algunas localidades la recesión económica comienza a sentirse ahora, según señaló la gerente de la Asociación Calandina de Comerciantes, Laura Martínez, quien lamentó "el cierre de establecimientos" que se está produciendo en su localidad.

Rodolfo Pangua resaltó "el valor social" del comercio, formado por pequeños autónomos. Según dijo, estos generan "riqueza en el territorio frente al formato de la gran distribución, que "en muchos casos cotiza en paraísos fiscales y no revierte sus beneficios en Aragón".

Asimismo destacó la labor de las asociaciones, cuyo papel, según precisó, no se ciñe exclusivamente a los comerciantes. "Revierten –dijo– en la ciudadanía, dinamizando la sociedad y supliendo o complementando la actividad municipal". Para Laura Martínez, los comercios contribuyen a "vertebrar el territorio", y consideró que muchos emprendedores que precisan modernizar sus instalaciones, al final desistirán sin ese impulso económico decisivo. "Las asociaciones, por su parte, –explicó– cumplen una labor importante también en el campo laboral, ya que se crea empleo". Belén Plumed, de la Asociación de Empresarios del Polígono la Paz de Teruel, aseguró que el comercio de proximidad "permite asentar población".

Los empresarios piden "reflexión" a los partidos políticos antes de aprobar los recortes previstos en los presupuestos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión