Despliega el menú
Teruel

El Ayuntamiento regulará las hogueras de San Antón y fijará una hora para apagarlas

El alcalde, insatisfecho con el balance de la fiesta, anuncia una normativa para reforzar la seguridad de los fuegos.

Los solares situados cerca del centro de salud del Ensanche registraron la mayor concentración de hogueras durante la fiesta de San Antón.
Los solares situados cerca del centro de salud del Ensanche registraron la mayor concentración de hogueras durante la fiesta de San Antón.
A. G./Bykofoto

El alcalde de Teruel, Manuel Blasco, se mostró ayer insatisfecho con el balance de la fiesta de San Antonio, celebrada el pasado fin de semana, y anunció que el Ayuntamiento regulará las hogueras –cada año más numerosas– para evitar que estén encendidas hasta el amanecer o que deriven en prácticas vandálicas o en la proliferación de suciedad. Las incidencias y quejas vecinales derivadas de esta tradición fueron analizadas en la Junta de Gobierno.

Blasco adelantó que convocará una Comisión de Régimen Interior para ordenar las hogueras de San Antón en 2017 y, en especial, para fijar una hora tope para apagarlas. Adelantó que el fuego deberá quedar extinguido a las 6.00, como muy tarde, y consideró inadmisible que el pasado fin de semana se "alimentaran" las llamas hasta las 7.00. Anunció que la regulación incluirá sanciones para quienes no respeten las reglas establecidas por el Consistorio. Uno de los objetivos prioritarios será "minimizar" el peligro derivado de encender fuegos.

El alcalde explicó que la Policía Local y los servicios de limpieza estuvieron "encima" de los grupos que encendieron hogueras para evitar la suciedad y los incidentes, pero reconoció que no fue suficiente debido a la "proliferación" de fuegos por todos los barrios.

El alcalde admitió, no obstante, que la multiplicación de fuegos no desembocó en sucesos de gravedad. La Policía Local tuvo que retirar dos hogueras encendidas sin autorización sobre el pavimento de calles y varios carritos de supermercado se sustrajeron para transportar leña y luego quedaron abandonados. El servicio de Urgencias del hospital Obispo Polanco solo atendió a una persona por quemaduras leves en las manos.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos, José Polo, valoró positivamente la regulación de las hogueras de San Antón en aspectos como horarios, limpieza y seguridad, pero recordó que "luego habrá que hacer cumplir la normativa". Polo dijo que uno de los aspectos más preocupantes de este festejo es que "se aprovecha para rebajar la edad de consumo de alcohol hasta lo indecible".

El presidente de la Asociación de Vecinos del Ensanche, Isidoro Esteban, calificó de "barbaridad" la acumulación de hogueras que se registró en las cercanías del nuevo centro de salud. Esteban pidió una reunión con los concejales de Seguridad y Medio Ambiente para tratar este asunto. Reclamó más control sobre la concentración de fuegos en algunos solares del barrio y se mostró partidario de fijar un número máximo de fuegos en función de la superficie disponible. Denunció problemas de suciedad, olores, contaminación y presencia de rescoldos hasta bien entrada la mañana.

Etiquetas
Comentarios