Despliega el menú
Teruel

Prisión para 8 vecinos de Teruel y Calamocha por tráfico de drogas

El juez investiga si integraban una red que distribuía por la provincia cocaína traída de Madrid y Valencia.

Dos detenidas, antes de entrar al coche policial para ir a prisión.
Dos detenidas, antes de entrar al coche policial para ir a prisión.
M. A. M.

El juez del Juzgado de Instrucción número 3 de Teruel decretó ayer prisión provisional comunicada y sin fianza para dos mujeres y seis hombres que fueron detenidos el pasado lunes en la capital turolense y en Calamocha dentro de una operación antidroga puesta en marcha por la Guardia Civil.

Los ocho detenidos fueron puestos a disposición judicial a las siete de la mañana y estuvieron prestando declaración en el Juzgado hasta pasadas las dos de la tarde. Familiares y amigos se concentraron a las puertas del Palacio deJusticia de Teruel para darles ánimos y arroparles moralmente.

El magistrado investiga si integraban una red dedicada al tráfico de drogas que distribuía cocaína por las comarcas de Teruel y el Jiloca. La droga llegaba, al parecer, desde Fuenlabrada –en la Comunidad de Madrid– y Valencia.

Las ocho personas investigadas, de origen latino, tienen edades que van de los 25 a los 35 años. Seis de ellas residen en Calamocha y las otras dos en la capital turolense. Su detención se produjo después de que la Guardia Civil registrara dos edificios, uno de ellos, una vivienda de varias plantas situada en el barrio de San Julián de la capital turolense.

Fuentes próximas a la investigación señalaron que los agentes de la Benemérita que realizaron los registros hallaron 260 gramos de cocaína y 11.000 euros. Además, la Guardia Civil habría grabado conversaciones telefónicas que, presuntamente, implicarían a los detenidos, según las mismas fuentes. La operación sigue abierta y no se descartan nuevos detenidos.Amenaza con escopeta

Por otro lado, la Policía Nacional detuvo en Teruel el pasado domingo a dos personas, A. G. I., de 32 años, y A. B. A. S, de 27, como presuntos autores de un delito de amenazas graves con arma de fuego y otro de tráfico de estupefacientes. Los hechos ocurrieron a las 7.30 de ese día, cuando dos personas entraron a la Comisaría pidiendo ayuda porque el conductor de una furgoneta que les seguía les estaba amenazando con matarles. Los funcionarios policiales hicieron salir al chófer de dicho vehículo y encontraron en el mismo una escopeta cargada y dispuesta para disparar. En la vivienda que este compartía con su pareja –ambos fueron detenidos– se encontró marihuana y útiles para el tráfico de drogas. Una pelea entre el conductor de la furgoneta y los denunciantes, presuntamente originada por actividades de venta de droga, pudo ser la causa del suceso.

Etiquetas
Comentarios