La reforma del tramo de la A-23 de Sarrión, en septiembre

El firme del ramal de la autovía se ha deteriorado prematuramente

Los trabajos de rehabilitación del firme de la autovía Mudéjar o A-23 entre Teruel y Sarrión -deteriorado prematuramente por la reacción química de los áridos con la sal empleada para evitar la formación de placas de hielo- comenzarán, previsiblemente, a mediados del próximo mes de septiembre. Así lo indicaron esta semana fuentes próximas al proyecto, las cuales destacaron igualmente que este año se ejecutará aproximadamente un tercio de la obra prevista mientras que el resto se desarrollará a lo largo de 2015.

Aunque el Ministerio de Fomento ya formalizó a finales del pasado mes de julio el contrato de mejora del firme con la empresa adjudicataria, Corsan-Corviam Construcciones, esta debe ahora realizar los trabajos de replanteo previos al inicio de las obras, que consisten en trasladar al terreno las dimensiones y características que se indican en la documentación técnica del proyecto. Estas tareas ocuparán varias semanas a la constructora, por lo que las máquinas no empezarán a trabajar hasta la segunda mitad del mes que viene.

El tramo que será rehabilitado mide aproximadamente 20 kilómetros y va desde el punto kilométrico 80,6, en Sarrión, hasta el 103, que corresponde al puerto de Escandón, muy próximo a la capital turolense. El presupuesto de adjudicación es de 3,38 millones de euros y el plazo de ejecución son 10 meses. El proyecto salió a licitación por casi 6 millones de euros. Fue otorgado a Corsan-Corviam. La constructora instalará ahora en la zona una planta para fabricar el nuevo aglomerado que deberá extender en el tramo estropeado. El objetivo de las obras es mejorar las características del pavimento, especialmente la resistencia al deslizamiento.