Despliega el menú
Teruel

Teruel

Teruel suspende las licencias en la zona de la muralla

El equipo de gobierno del PP ha considerado que el consistorio no dispone de fondos para poder acometer el proyecto y ha recordado que los restos de la muralla son escasos.

El pleno del Ayuntamiento de Teruel ha aprobado este lunes, con los votos a favor de PP y PAR y en contra de PSOE, CHA e IU, la suspensión de la concesión de licencias en la zona de la muralla de la ciudad, para estudiar una modificación en el Plan Especial de Reforma Interior (PERI) de esta zona, que en 2004 establecía la expropiación de los edificios para liberar el lienzo de la muralla.

La decisión no ha contado con el apoyo de la oposición. El concejal de IU, José María Martínez, ha estimado que el proyecto de liberación de la muralla "se debería mantener", separándolo del proyecto de soterramiento del tráfico de las rondas que se desechó por ser inviable técnicamente.

Por ello, Martínez ha animado al equipo de gobierno a "buscar los fondos" para poder llevar a cabo los trabajos. Al mismo tiempo, el edil ha reconocido "los derechos" de los propietarios y ha opinado que se podrían buscar otras soluciones.

El portavoz de CHA, Pepe Navarro, ha estimado que detrás de este proyecto hay "mala gestión desde el primer día". Así, ha recordado que en 2003 el actual alcalde Manuel Blasco firmó la licencia de construcción para el bloque de viviendas "dentro del ordenamiento del momento", mientras que en 2004 el equipo de gobierno PSOE-PAR paralizó esas obras e inició los trámites para el proyecto de liberación de la muralla y soterramiento del tráfico. "Por coherencia", ha afirmado que habría que seguir adelante con el proyecto de la muralla.

La socialista, Mayte Pérez, ha acusado al Partido Popular de ser contrario al proyecto de liberación de la muralla y de que, por ese motivo, deciden abrir el camino para modificar el PERI, devolviendo a los propietarios todos los derechos edificatorios sobre sus edificios. En su opinión, "es una pena" perder el proyecto que permitía recuperar esta parte de la ciudad.

"No podemos asumir el coste"

El concejal de Urbanismo de Teruel, Jesús Fuertes, ha justificado la decisión al apuntar que "no podemos ejecutar las expropiaciones, ni hacer después las obras" porque el presupuesto final del proyecto estaría "entre 15 y 18 millones de euros" y la situación de las arcas municipales no permite asumir ese coste.

Además, "los propietarios han tenido paciencia" al no pedir que se ejecutaran las expropiaciones, ha manifestado, para admitir que durante todos estos años sí han acudido a preguntar "qué hay de lo mío". Asimismo, Fuertes ha asegurado que la situación económica actual es poco propicia para poder compensar la expropiación con algún tipo de permuta de suelo.

El concejal ha destacado que la única expropiación en marcha es la de la Fonda Utrillas que está en proceso judicial. En este caso, ha apuntado que con la actual ordenación urbanística de la zona "se daría la paradoja" de que el consistorio tuviera que adquirir el inmueble "para derribarlo".

El alcalde Manuel Blasco ha añadido que la muralla no se encuentra en buen estado de conservación, de hecho "no hay muralla, tendríamos que hacer un muro de hormigón blanco como se hizo más abajo y, no es lo mismo recuperar una muralla que construir un muro de hormigón". Por ello, ha invitado a los ediles a que visiten el lugar para comprobar los restos que existen.

Etiquetas