Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Teruel

Los desalojados de un edificio de Alcañiz podrían volver a sus casas esta semana

El incidente se produjo este domingo cuando explotó la caldera del edificio que, salió disparada partiendo por la mitad un pilar del bloque de pisos.

Los vecinos de las 24 viviendas que fueron desalojados el pasado domingo, tras la explosión de una caldera de gas en un edificio de la Avenida de Aragón de Alcañiz, podrían volver a sus casas esta misma semana. Así lo ha apuntado el alcalde de la localidad, Juan Carlos Gracia, quien ha señalado que este miércoles se ha sustituido el pilar que se vio afectado por el siniestro, pero habrá que esperar a que los estudios confirmen la estabilidad del inmueble.

Gracia ha manifestado que "todo está saliendo bien" porque "hoy se ha procedido a la sustitución del pilar afectado por otro metálico y se están haciendo trabajos de hormigonado". Además, el primer edil ha señalado que "se ha hecho una parte del hormigonado (posiblemente estas labores acaben hoy) y se harán ensayos para comprobar la resistencia".

En este sentido, Gracia ha asegurado que "esperamos que a lo largo de esta semana las familias puedan entrar". El alcalde ha destacado que "no ha sido mucho tiempo" el que estarán fuera de sus domicilios, pero también ha indicado que "estos tres o cuatro días que estén fuera de casa se debe a temas técnicos porque, depende de los tiempos de fraguado de hormigón".

Gracia ha recordado que, en principio todas las familias optaron por alojarse en casas de familiares y amigos, aunque "a las 12.30 una familia ha solicitado que se le realojara, y a las 13.00 ya le habíamos buscado un hotel".

Además, todas las familias pueden entrar a sus casas, en horario de mañana y tarde, para recoger efectos personales y acompañados de agentes de la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

El incidente se produjo en la mañana del domingo cuando explotó la caldera del edificio que, salió disparada partiendo por la mitad un pilar del bloque de pisos. A pesar de que varios vecinos se encontraban en sus domicilios en el momento de siniestro, no hubo que lamentar daños personales, aunque sí se vio afectada una pared del garaje del edificio, así como varios coches que había en la zona.

Para evitar que el edificio acabara cediendo porque, a raíz de la explosión aparecieron varias grietas, técnicos municipales apuntalaron la zona. Todavía no se ha avanzado en las causas del accidente.

Etiquetas