Teruel

Delincuencia

La banda que sustrajo dos tractores en el Jiloca reaparece con otros dos robos en Valmuel

La Guardia Civil confirma que el modo de operar es similar y sospecha que se trata de los mismos autores.

La banda que sustrajo dos tractores en el Jiloca reaparece con otros dos robos en Valmuel
E. Z.

Dos agricultores de Valmuel, pedanía de Alcañiz, han sido las últimas víctimas de los robos de maquinaria agrícola que se repiten en las últimas semanas en la provincia. Las dos sustracciones son, probablemente, obra de los misma banda que, a principios de septiembre, robó dos tractores en la comarca del Jiloca. Los ladrones aprovecharon la noche del pasado día 6 para obtener en el barrio alcañizano un botín de dos tractores de gran potencia valorados en más de 100.000 euros cada uno. La Guardia Civil señala que, con un modo de operar muy similar en todos los casos, todo apunta a la autoría de la misma organización delictiva en los robos de las dos comarcas.

En el Bajo Aragón, la primera máquina fue robada en el almacén del agricultor Antonio Alquézar y los delincuentes aprovecharon el momento en el que el propietario estaba cenando. Al parecer, los ladrones conocían tanto las características del almacén como el gran valor del tractor. La máquina era un modelo John Deere 7830 adquirido hace 10 meses por un valor de 110.000 euros. Por suerte, Alquézar puede respirar tranquilo ya que al tratarse de un vehículo nuevo, el seguro se hará cargo de reparar los daños económicos del robo. El almacén de este agricultor cuenta con la vigilancia de cinco perros guardianes que ladran al detectar cualquier presencia desconocida. La noche del delito, los canes no ladraron y, por ello, Alquézar sospecha que los autores los adormecieron con algún tipo de spray.

El segundo agricultor afectado es el castellonense Miguel Pitarch, propietario de la finca 'La Condesa', un terreno que le proporciona forraje para su explotación ganadera en Morella. En este caso, el seguro no cubre el robo. El vehículo agrícola es un modelo Fendt de 200 caballos que en su día costó 105.000 euros. Pitarch se mostró profundamente afectado por el robo, ya que hacía poco que había terminado de pagar el importe del tractor. «He trabajado muchas horas en el campo para poder pagar este tractor; ahora me lo han robado y tendré que empezar de cero otra vez», explicó el castellonense.

 

Modus operandi

En el momento del robo, el tractor de Antonio Alquézar se encontraba en el interior del almacén y estaba ligado a una pesada bañera. Para acceder al interior de la instalación, los ladrones se dividieron el trabajo y uno de ellos saltó por una de las ventanas para abrir la puerta a los que esperaban en el exterior. Una vez dentro, los autores del delito tuvieron que quitar manualmente la bañera del vehículo para poder llevarse el botín. «Cuando vine el viernes a las 7.00 y vi que la bañera no estaba en su sitio habitual, en seguida supe que me habían robado el tractor bueno», explica Alquézar. El siguiente robo fue el del tractor de Miguel Pitarch, que había dejado el vehículo agrícola en una de las fincas para disponerse a cenar en la casa que tiene en Valmuel. «Oí un un ruido y vi unas luces, pero no hice caso porque los tractores de la alfalfa suelen pasar a esas horas», detalló Pitarch. El agricultor castellonense se lamenta porque esta es la cuarta vez que le roban y critica la desprotección a la que están sometidos los agricultores en la zona. «Entre que los precios no suben y que constantemente somos víctimas de robos, no podemos respirar tranquilos», se quejó.

Primeras pesquisas

La investigación llevada a cabo hasta la fecha parte de la hipótesis de que los ladrones podían haber llevado ambos tractores hasta una zona de Valmuel conocida como el «Punto Caliente». Al parecer, este enclave es bastante tranquilo y no suele estar transitado por ningún vecino durante las horas en las que se produjo el hurto. Allí les esperaba un camión convencional en el que fueron cargados ambos vehículos agrícolas para sacarlos de Valmuel. De acuerdo con las huellas dejadas en la zona y con la trayectoria de las maniobras, tanto los agricultores afectados como la Guardia Civil descartan que se tratara de un camión plataforma.

Los dos agricultores víctimas del robo han querido agradecer «el trabajo llevado a cabo por la Guardia Civil» así como la colaboración de los vecinos de la localidad pedánea. Pitarch explicó que incluso le han ofrecido tractores para que pueda trabajar mientras adquiere otro.

Etiquetas
Comentarios