Teruel

área de Alcañiz

Limpian los caminos de Valmuel para evitar otra catástrofe por las tormentas

Operarios y maquinaria de la Diputación Provincial acondicionan las cunetas y el firme.

Limpian los caminos de Valmuel para evitar otra catástrofe por las tormentas
B. S.

El rastro que dejó el granizo hace 23 días entre Valmuel y Puigmoreno todavía se deja ver en la zona, sobre todo, en los caminos de acceso a fincas. Por eso, dos máquinas, dos camiones y cuatro operarios de la Diputación Provincial de Teruel continúan trabajando en el área de Alcañiz más perjudicada por el último temporal. Cabe recordar que entre el 31 de agosto y el 1 de septiembre las pedanías fueron duramente azotadas por dos tormentas de granizo que, en apenas quince minutos, devastaron varias hectáreas de melocotón y arrasaron algunos caminos.

Una de las vías que quedó en peor estado es el camino que cruza el barranco conocido como la Val de Pascual, que discurre paralelo a la carretera TE-7032 muy cerca de Motorland Aragón. El agua se llevó por delante lo que encontró, incluido a un vecino de Valmuel que salió ileso después de que la riada de lodo arrastrase su furgoneta fuera de la carretera. Hasta el paraje se ha desplazado esta semana una máquina giratoria y una retro mixta además de dos camiones. Los cuatro operarios se afanan en limpiar el camino y hacerlo más ancho para poder dejar unas cunetas también más anchas además de profundas y limpias. De hecho, a largo plazo se prevé que este sea otro acceso en dirección a Motorland.

"En el momento de la tormenta muchas cunetas estaban llenas de maleza, lo que provocó un atasco y que el agua inundara las fincas", explicó el diputado delegado de Caminos Rurales, Álvaro Casas, en la visita que realizó ayer al terreno.

El objetivo es dejar el camino perfilado, se le aplicarán unos 40 centímetros de zahorra y se nivelará. "Se le dará una ligera inclinación hacia la cuneta para que el agua se deslice y discurra por ella en vez de saltar a las fincas. Por eso hay que dejarlo todo perfectamente limpio", explicó el diputado Casas. Para este procedimiento, se destinarán dos máquinas más de la Diputación Provincial: una moto-niveladora y un rulo que llegarán en los próximos días, cuando la primera fase se dé por concluida.

"No se ha actuado antes porque no se creyó conveniente. El barro debía estar perfectamente seco y todas las zonas de acción, definidas", explicó el diputado delegado del Parque de Maquinaria de la DPT, Ramón Millán, quien aseguró que "mientras no esté todo en perfectas condiciones los agricultores y ayuntamientos tienen a su disposición las máquinas".

Estudio

Las actuaciones se están ejecutando tras un estudio que realizaron los técnicos de la institución provincial a petición de los consistorios. "Los agricultores me han trasladado sus inquietudes, demandas y necesidades y hasta el momento, todo el mundo está satisfecho con el trabajo. Además, cada uno se ha hecho pequeños arreglos en sus caminos", señaló el regidor de las aguas y encargado de caminos de Valmuel, Jesús Lahoz.

El plazo de ejecución de esta actuación lo marcarán los propios afectados. "Las máquinas se marcharán cuando todo esté terminado. La prioridad es la Val de Pascual y si se demanda se intentará actuar en el resto", indicó el alcalde de Alcañiz, Juan Carlos Gracia.

El reto es dejar todos los accesos transitables antes del inicio de la campaña de recogida del melocotón, en octubre, aunque, de momento, ningún agricultor ha denunciado excesivos problemas para acceder a sus fincas. "Los afectados han aguantado estos quince días que han tardado en llegar las máquinas sin problema. Se puede acceder a los campos y además, en esta zona, que fue la más afectada, el melocotón ha quedado para zumo", explicó Lahoz en la Val.

Canalizaciones afectadas

En la tormenta del 1 de septiembre quedó seriamente dañado parte del sistema de canalización de las aguas para el riego. Los regantes calcularon entonces que tardarían meses en arreglarlo. "Cuando sucede algo parecido hay que delimitar bien las competencias. En este caso, y por lo que sé, el canal es de la Comunidad de Regantes", explicó el alcalde de Alcañiz, Juan Carlos Gracia. El edil aseguró que hasta la fecha nadie ha solicitado la colaboración del Ayuntamiento, que "está dispuesto a ayudar en caso de que haya problemas o a mediar con la Confederación", reiteró. No obstante, en la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) no han recibido ninguna solicitud de actuación por parte de particulares ni de comunidades de regantes.

En los próximos días, el camino de acceso a la Val de Pascual quedará nivelado y con las cunetas limpias.

Etiquetas