Despliega el menú
Teruel

SANIDAD

La llegada de pacientes impide cerrar una de las plantas previstas en el hospital de Alcañiz

Los sindicatos piden al Salud que el centro esté operativo al 100% y denuncian la instalación de camas cruzadas.

El hospital de Alcañiz registra demanda en verano. En la foto, la sala de espera de Urgencias ayer.
La llegada de pacientes impide cerrar una de las plantas previstas en el hospital de Alcañiz
EMMA ZAFóN

Alcañiz. La constante llegada de enfermos al hospital comarcal de Alcañiz en las últimas semanas ha impedido a la dirección del centro cumplir sus previsiones de cerrar por completo en el mes de julio las plantas quinta y sexta. La clausura fue acordada y comunicada por la Gerencia al personal sanitario el pasado mes de junio. El objetivo de la medida era llevar a cabo tareas de mantenimiento en la quinta planta y prescindir de la sexta al estar destinada a cirugías programadas, una actividad que se reduce al mínimo durante el verano.

Sin embargo, el 1 de julio las dos plantas permanecían ocupadas y no pudieron ser cerradas. El pasado día 6, quedaron vacías las dos, pero el ingreso de cuatro pacientes en la planta quinta obligó a reabrirla parcialmente. Este piso pudo por fin cerrarse el día 7, pero los sindicatos han denunciado que desde el día anterior hubo camas cruzadas en las seis habitaciones del resto del hospital que por su mayor espacio físico lo permiten. Los días 9 y 10 de este mes -fin de semana- hubieron de ponerse en servicio nuevamente diez camas de la sexta planta, que seguía abierta ayer.

Solicitud de CC. OO.

Ante esta situación, el sindicato CC. OO. ha presentado en las oficinas del Departamento de Salud una solicitud de apertura de las dos plantas. Si bien hace ya cinco días que no se han visto camas cruzadas, la formación sindical estima que el hospital no puede recortar el número de plazas durante el verano y denuncia que la instalación de tres camas en habitaciones diseñadas solo para dos supone una pérdida de calidad del servicio sanitario para los enfermos.

El sindicato explica que cuando tres pacientes comparten una habitación, uno de ellos no tiene espacio para sus pertenencias ni sus familiares pueden permanecer junto a él por falta de sitio. Además, la sala solo tiene dos tomas de oxígeno, dos lámparas y un minúsculo aseo. CC. OO. subraya que es ilógico recortar el número de camas en una ciudad en la que se ha proyectado un nuevo hospital al haberse quedado pequeño el antiguo.

Desde el Departamento de Salud del Gobierno aragonés no han querido proporcionar información sobre las causas del cierre de las dos plantas esgrimiendo el momento de 'impás' en el que se encuentra la institución gubernamental. Tampoco ha sido posible recoger la visión del gerente del centro, Ángel Aznar, ante la negativa del Salud.

Tanto UGT como CC. OO. sostienen que el argumento de las tareas de mantenimiento es solo un pretexto para justificar un cierre de plantas que tiene como único objetivo el ahorro de costes, «aún a costa de los usuarios».

«Mala planificación»

Para Rubén Eito, secretario de Organización de CC. OO., «al final, debido a la mala planificación global, se gasta mucho más cerrando las plantas». Eito explicó que con el recorte de camas hay un mayor número de traslados a los hospitales zaragozanos. Agregó que, cuando la presión asistencial es agobiante, las plantas cerradas deben abrirse parcialmente, lo que conlleva el pago de horas extra al personal que debe atender a esos pacientes e incluso la contratación de nuevos enfermeros, algo no planificado para el verano.

Por su parte, José María Andreu, delegado sindical de UGT, quiso recordar que el verano pasado la planta que decidió clausurarse solo pudo estar cerrada 19 días precisamente debido a que el resto de plantas no fueron capaces de absorber la demanda. Especialmente, porque en verano aumenta la población de las localidades a las que da servicio este hospital.

En el escrito remitido al Departamento de Salud del Gobierno aragonés, el sindicato CC. OO. pide que se reabran las dos plantas y que estas sean dotadas con el personal necesario. CC. OO. indica que el recorte de camas «no tiene en cuenta el aumento de la presión asistencial en el hospital, fundamentado en el incremento de la población estacional de la comarca, fácilmente detectable en las estadísticas del propio centro».

Etiquetas