Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

MEDIOS

¿Y si Isabel hubiera tenido Twitter?

La leyenda de los Amantes poco a poco se hace un hueco en las redes sociales. El siglo XIII y el XXI se dan la mano en Internet

Dicen que la utilidad número uno de Facebook es localizar a las ex parejas. Si Diego de Marcilla hubiera dispuesto de Twitter batallando en las Navas de Tolosa, no se hubiera anunciado su falsa muerte y otro gallo habría cantado en el legendario drama.

En el siglo XIII no existían los 'community manager', pero en el XXI está el hiperactivo Twitter de José Ángel Biel para recordarnos la celebración de las Bodas de Isabel. La Fundación ha comenzado a hacerse un pequeño hueco en las redes sociales gracias a su página de Facebook, en donde se cuelga el programa, alguna que otra curiosidad y se invita a los participantes en las Bodas a colgar sus fotos. La cobertura mediática de estos días trasciende fronteras y «tenemos una treintena de medios nacionales acreditados, cerca de cien profesionales que, como mandan los cánones, tendrán que vestirse con su atuendo medieval», informa Lorena Muñoz, responsable de prensa de la Fundación. Gracias a internet y al auge de las nuevas tecnologías, en los últimos meses los organizadores de las Bodas han recibido solicitudes de información (y, sobre todo, de envío de deuvedés) de los rincones más inverosímiles del globo. «El año pasado nos contactó una dramaturga argentina que quería hacer en su país una representación basada en la leyenda de los Amantes. Le interesaba sobre todo información sobre la vestimenta y el contexto medieval dado que allí tenía problemas para documentarse», explica Muñoz.

De vuelta al Twitter, aunque la Fundación no tiene a nadie que le 'píe', los patrocinadores sí ejercen cierta presión y el Grupo Pastores también es muy activo desgranando los acontecimientos. Eso sí, dado que hoy habrá paseíllo preelectoral con no pocos políticos disfrazados de medievales es probable que la tertulia se anime a media tarde porque los candidatos en precampaña seguro que se autodedican más de un 'tweet' y cuelgan sus propias fotos.

Etiquetas