Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

BODAS DE ISABEL

El Ayuntamiento rectifica y retrasa el cobro de tasas a las jaimas de las Bodas

Tras una reunión con los grupos, opta por no aplicar por el momento la normativa, que podría afectar a las peñas.

El Ayuntamiento de Teruel ha decidido finalmente no aplicar, por el momento, a los grupos recreacionistas de las Bodas de Isabel de Segura la nueva tasa municipal que grava el uso de infraestructuras municipales durante las fiestas que se celebran en la capital.

Tras una reunión mantenida con los representantes de la Federación de grupos, el Consistorio ha optado por que este año sea «de transición», según dijo la concejala de Hacienda, Emma Buj. El poco margen de tiempo que queda para estudiar la normativa de cara a la celebración de las Bodas de Isabel, el 17 de febrero, ha hecho desistir al Ayuntamiento en su intención de cobrar a los grupos por el uso de útiles, servicios municipales y conexiones eléctricas.

Emma Buj explicó que en esta decisión también ha influido la «dificultad de la aplicación de la normativa, ya que los grupos no tienen entidad jurídica propia, sino que están registrados a través de la Federación». La edil aclaró que se aprobó una ordenanza «general sin tener en cuenta las particularidades de los afectados por la misma».

De la obligatoriedad de pagar las tasas por el uso de enseres, como entarimados, aseos portátiles, o por las conexiones a los cuadros eléctricos, podrían no librarse las peñas de la Vaquilla. Los cinco meses que restan para la celebración de las fiestas turolenses -a primeros de julio-, hacen que el Ayuntamiento se pueda tomar con más tiempo la aplicación de la normativa a este tipo de organizaciones, que, según Emma Buj, obtienen beneficios por el alquiler de las barras de bar.

Los técnicos municipales estudiarán a partir de ahora la repercusión de estas tasas en las peñas vaquilleras. La concejala añadió que se mantendrán reuniones con los representantes de estas organizaciones con el fin de abordar la cuestión. Emma Buj insistió en que «todavía no se ha descartado que las peñas paguen las tasas este año».

Con la puesta en marcha de la normativa se pretenden reducir, de alguna manera, los gastos que implican para las arcas municipales los actos festivos, sobre todo, en cuanto a la prestación de servicios e infraestructuras.

Etiquetas