Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

Cada dos días hay un accidente de tráfico en la provincia por irrumpir jabalís en la calzada

En menos de tres meses se han contado 45 siniestros. No suele haber heridos, pero reparar el coche cuesta en torno a 3.000 euros.

Dos mecánicos de Teruel reparaban ayer los daños de un coche que chocó con un jabalí.
Cada dos días hay un accidente de tráfico en la provincia por irrumpir jabalís en la calzada
JORGE ESCUDERO

Los accidentes de tráfico por atropellos a jabalís se han multiplicado en los últimos meses. El aumento progresivo de la población de estos animales por falta de un depredador natural, unido a que en temporada de caza estos mamíferos se ven desplazados de su hábitat natural, hace que muchos ejemplares crucen de noche las carreteras durante la época invernal, también en busca de zonas húmedas.

En los últimos tres meses, desde el 1 noviembre de 2010 al pasado domingo 23 de enero, se han registrado en las carreteras turolenses 45 siniestros por irrumpir jabalís en la calzada, es decir, uno cada dos días por término medio. Los datos, aportados por la Jefatura Provincial de Tráfico de Teruel, revelan que la mayoría se producen a partir de las 18.00 horas, cuando ya no hay luz, y muchos tienen lugar en domingo o en lunes, probablemente cuando el animal abandona su territorio por la presencia humana.

En noviembre de 2010 se contabilizaron 18 accidentes en total; el pasado mes de diciembre fueron 16 y en lo que llevamos de enero ya son 11 los atropellos a jabalís. Por fortuna, en ninguno de ellos ha habido que lamentar víctimas humanas. La muerte de los animales y los cuantiosos daños que la colisión produce en el vehículo son el único balance de estos siniestros.

Si bien los accidentes ocurren en numerosas carreteras de la provincia -tanto locales, como autonómicas, nacionales y hasta en la autovía Mudéjar-, con mayor frecuencia se registran en la N-232 (Santander-Vinaroz) entre Híjar, Alcañiz y las Ventas de Valdealgorfa, y en la N-234 (Sagunto-Burgos) en la zona del valle del Jiloca. La Nacional 420 (Córdoba-Tarragona por Teruel) es otra de las vías que frecuentan los jabalís, especialmente en el recorrido que va de la capital turolense a Villalba Baja, Alfambra y Perales del Alfambra.

Destrozos en el coche

La colisión con un jabalí produce importantes destrozos en el coche, cuya reparación no suele tener un coste inferior a los 3.000 euros, según explicó ayer tarde el mecánico Javier Muñoz, de la empresa Autotaller J. P. Pérez de la capital turolense. Él y un compañero de trabajo intentaban devolver su forma original al capó de un vehículo que el pasado día 15 chocó con uno de estos animales. «Lo pilló por un lateral y el jabalí era pequeño -no debía pesar más de 18 kilos- pero aún así, le ha abollado la chapa, ha roto el faro y le ha reventado el 'airbag'», explicó Javier Muñoz. El mecánico añadió que cuando la colisión con el animal es frontal, los daños son mucho más cuantiosos.

Este especialista en reparación de chapa destacó que cuando se trata de un vehículo grande y nuevo, el precio del arreglo se dispara. «Todo es proporcional al valor del coche», puntualizó. Si el vehículo está asegurado a todo riesgo, no hay problema, pero si el seguro no cubre un accidente con implicación de animales, el propietario se ve obligado a reclamar a la Administración autonómica en el Juzgado el pago de los daños materiales sufridos.

Javier Muñoz, que se ocupa también de recoger con una grúa los coches averiados en la carretera, relata que este invierno la accidentalidad por atropello a animales está siendo, según su apreciación, elevada. «Cada dos por tres nos llaman por un atropello a un jabalí -afirma-. El peor tramo es la carretera que va de Teruel a Cuevas Labradas; allí vamos sin parar».

Etiquetas