Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

SANIDAD

La cuarta parte de los médicos se jubilará en los próximos 10 años

Los sindicatos piden al Salud que empiece ya a buscar relevos, al haber problemas para cubrir plazas en la capital.

Médicos del Servicio de Urgencias del Obispo Polanco en una imagen de archivo.
La cuarta parte de los médicos se jubilará en los próximos 10 años
ANTONIO GARCíA

El envejecimiento de la plantilla de médicos del hospital Obispo Polanco de Teruel -entre los más acusados de Aragón y de España- junto con las dificultades que existen habitualmente en la capital de la provincia para cubrir las plazas de especialistas que quedan vacantes, podrían crear problemas en la atención sanitaria a medio plazo. Así lo estiman los sindicatos CESM (Confederación Estatal de Sindicatos Médicos) y CC. OO., los cuales reclaman al Salud una planificación de las necesidades de personal del centro para los años venideros y la adopción de medidas para encontrar sustitutos a tiempo.

En los próximos 10 años, la cuarta parte de la plantilla actual de facultativos del hospital Obispo Polanco se habrá jubilado y el 30% de los médicos restantes habrán alcanzado la edad de 55 años y no estarán obligados, por tanto, a realizar guardias. Ahora trabajan en el centro hospitalario unos 140 especialistas.

La situación supone que en determinados servicios, para el año 2021, toda la plantilla actual se habrá jubilado o tendrá 55 ó más años de edad. Es el caso de Radiología, Laboratorio, Neumología o Neurología. Si no existiese renovación de personal antes de esa fecha, en Oftalmología quedaría un único especialista para hacer guardias, lo mismo que en Nefrología, Urología, Otorrinolaringología y Cardiología. El estudio ha sido realizado por la CESM en Teruel. Si complicado resulta encontrar un especialista a tiempo completo, más aún lo es hallar a alguien solo para hacer guardias -tardes y noches-.

Desde la CESM advirtieron de que "el panorama es muy malo" y ofrecieron al Salud su "colaboración" para buscar soluciones. Este sindicato médico afirmó que la recién finalizada Oferta de Empleo Público (OPE) puesta en marcha por el Gobierno aragonés para cubrir por oposición las plazas vacantes en Teruel -al igual que en el resto de Aragón- ha puesto de relieve "que no es fácil atraer profesionales a la capital de la provincia".

Las mismas fuentes explicaron que, de las 42 plazas que sacó la DGA a concurso para el Obispo Polanco, un total de nueve quedaron sin cubrir en primera instancia porque los opositores que las habían ganado las rechazaron. Fueron adjudicadas a los siguientes de la lista de aprobados. Se teme, de hecho, que una plaza en Pediatría quede vacante definitivamente al no querer ocuparla ninguno de los que han superado el examen, un caso "único en España".

Desde el Departamento de Salud y Consumo del Gobierno aragonés no quisieron entrar a valorar el problema planteado por los sindicatos sanitarios. "No vamos a contestar", indicaron fuentes oficiales.

"Más convocatorias"

La CESM estima que con una mayor periodicidad de oposiciones y traslados no resultaría tan complejo traer médicos a Teruel. Desde que en 2002 las competencias en materia de Sanidad fueron transferidas a la DGA, solo ha habido un proceso de oposiciones, que es el actual.

Por su parte, CC. OO. propone consolidar como plantilla a todos aquellos médicos que están trabajando en el hospital con contratos eventuales. "Se les ha hecho un contrato porque su trabajo es necesario, luego, habría que integrarlos en la plantilla evitando que se marchen a otros lugares y que más adelante en Teruel falten médicos", declaró Ruben Eito, delegado de Sanidad en CC. OO. en Aragón.

Eito calificó de "grave" el envejecimiento de la plantilla y dijo que, en su opinión, la única solución es convocar una "macrooposición que convierta en médicos de plantilla a los contratados eventuales". Al igual que la CESM, CC. OO. entiende que "hay que prevenir el problema empezando a estudiarlo en profundidad".

Etiquetas