Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

CUENTAS PÚBLICAS

El alcalde insta a la DGA a restaurar el antiguo conservatorio

Manuel Blasco señala que la falta de fondos no es un argumento para no garantizar la seguridad de los peatones o incumplir las normas de ornato público.

El alcalde de Teruel, Manuel Blasco, criticó ayer al Departamento de Educación por no mantener en buen estado el edificio del antiguo conservatorio, cerrado desde 2005, y por no cumplir los requerimientos de la Gerencia de Urbanismo en este sentido. Blasco, que se reunió ayer con una delegación de la Asociación de Vecinos del Centro Histórico, adelantó que el Ayuntamiento se dirigirá a la DGA para recordarle la obligación que tiene de conservar el edificio que utilizó como centro educativo, cuya fachada presenta un notable deterioro, con desconchones, cristales rotos en las ventanas y un alero de madera destrozado.

Blasco explicó que el Gobierno aragonés no puede argumentar que carece de fondos para proceder a la reparación urgente que le reclama la Gerencia de Urbanismo porque, "si ningún ciudadano puede alegar que realizará una mejora obligada por motivos de seguridad cuando pueda, menos puede decirlo una administración". Blasco añadió que la propia DGA debería ser la más interesada para intervenir ahora con un pequeño coste y ahorrarse posibles disgustos por desprendimientos o daños a transeúntes.

El portavoz de la Asociación de Vecinos del Centro Histórico, Chabier Sanz, exigió que el Departamento de Educación "cumpla los decretos de la Gerencia de Urbanismo sobre la conservación del antiguo conservatorio como tiene que cumplirlos cualquier ciudadano". Sanz reconoció que, a raíz de las quejas vecinales se ha reparado la bajante que recoge el agua del tejado, pero sigue sin repararse el alero de madera, los desconchones de la fachada y los cristales rotos de las ventanas. Añadió que la numerosa colonia de palomas asentada en el inmueble causa molestias a los vecinos y recordó que otra prescripción sigue pendiente, colocar testigos en las grietas. El portavoz vecinal añadió que la DGA "no puede decir que arreglará el edificio cuando tenga dinero" porque se trata de resolver cuestiones que afectan al ornato y la seguridad.

Menos multas

El teniente de alcalde y concejal delegado de Tráfico, José Miguel Hernando, afirmó que las instrucciones dadas a la Policía Local para que sea más estricta en el cumplimiento de la normativa circulatoria no obedecen a ninguna voluntad recaudatoria sino a la pretensión de que se garantice la seguridad vial, tanto para peatones como para automovilistas.

El concejal explicó que el número de multas de tráfico acumulado durante 2011 es inferior al de 2009 y 2008 en estas mismas fechas. Señaló que frente a las 5.646 sanciones de hace dos años y las 5.717 del año pasado, en 2010 solo se han impuesto 5.302.

Hernando señaló que la voluntad de aplicar un mayor "control" al tráfico no debe entenderse como un "estado policial" y "quien cumpla con la normativa no tiene nada que temer". El concejal explicó que el Ayuntamiento será más beligerante con las actitudes que causan más molestias al ciudadano, como el estacionamiento en pasos de peatones o dificultando el paso por aceras.

Etiquetas