Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

CRISIS EN EL AYUNTAMIENTO DE TERUEL

La divulgación de la deuda municipal agota el talante colaborador del PSOE

Blasco dice que son datos objetivos y los socialistas amenazan con romper "el pacto de no agresión". PP y CHA "permiten" que el tránsfuga Miguel Ferrer esté en dos comisiones.

El grupo socialista se dirige al pleno municipal encabezado por el portavoz, Pedro Joaquín Simón.
La divulgación de la deuda municipal agota el talante colaborador del PSOE
A. GARCíA

El PSOE manifestó tras la descomposición del equipo de gobierno que formaba con el PAR su voluntad de colaborar en la gobernabilidad del Ayuntamiento de Teruel, pero, un mes después, amenaza con romper el "pacto de no agresión" con el nuevo equipo de gobierno, del PP, y pasarse a la oposición pura y dura. Las reiteradas informaciones de los populares tras asumir la alcaldía por la dimisión del ex aragonesista Miguel Ferrer sobre la delicada situación financiera municipal han levantado ampollas en el grupo socialista. Su portavoz, Pedro Joaquín Simón, advirtió en el pleno de ayer de que si el PP no cesa en sus "agresiones" al anterior equipo de gobierno, los socialistas se considerarán "liberados" de su voluntad inicial de cooperación en la gestión municipal hasta las elecciones de mayo de 2011.

En un pleno centrado en la reestructuración de las comisiones informativas y sin apenas debate, Pedro Joaquín Simón, realizó una intervención plagada de reproches al PP, al que acusó de empañar la labor del equipo PAR-PSOE, lo que "no facilita el entendimiento". Para Simón, los populares se empeñan en transmitir un pésima imagen de las finanzas locales para "asustar a la ciudadanía" y presentarse después como los salvadores. El concejal socialista dijo que, para el PP, "cuanto peor mejor".

Pedro Joaquín Simón reprochó al PP sus informaciones sobre la deuda municipal, que se eleva a 60 millones entre créditos y deudas con proveedores, o los apuros para mantener suministros básicos debido a la morosidad municipal. El edil socialista defendió la labor de la coalición PAR-PSOE y dijo que el vaso de la paciencia socialista "rebosa". "El PP no tiene un cheque en blanco", advirtió.

El alcalde, Manuel Blasco, del PP, defendió la certeza de los datos divulgados sobre las finanzas municipales y reiteró que en ningún caso ha culpado a nadie en concreto del elevado endeudamiento. Aclaró que si el PSOE se da por aludido habrá que entender que "quien se pica ajos come". Blasco no se mostró sorprendido por la actitud del PSOE y la achacó a la proximidad de los comicios locales y a la voluntad de marcar diferencias respecto al equipo de gobierno popular.

El pleno aprobó, con los votos de PP y CHA, la nueva estructura de las comisiones informativas. PSOE y PAR se abstuvieron por su discrepancia con la inclusión del ex alcalde Miguel Ferrer en dos comisiones. Blasco explicó que Ferrer pretendía, inicialmente, estar en todas las comisiones y asumir alguna delegación.

Etiquetas