Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

un centro bajo investigación

Servicios Sociales quiere destituir a la directora de la residencia de ancianos 'Javalambre'

Coincide con la denuncia hacia tres auxiliares por supuesto trato negligente a los mayores, pero la DGA niega la relación.

La residencia 'Javalambre' -en la foto- tiene capacidad para acoger 500 ancianos.
Servicios Sociales quiere destituir a la directora de la residencia de ancianos 'Javalambre'
ANTONIO GARCíA

El Departamento de Servicios Sociales del Gobierno aragonés piensa destituir en los próximos días a la directora de la residencia pública de ancianos 'Javalambre' de la capital turolense, Amparo Esteban, la cual viene desempeñando este cargo desde hace al menos ocho años.

La medida de la DGA coincide con la denuncia que han puesto siete auxiliares de enfermería de ese centro de mayores contra tres de sus compañeras por un presunto trato negligente hacia los residentes no válidos de la planta en la que trabajan todas ellas. Sin embargo, desde el Departamento de Servicios Sociales negaron el pasado viernes que exista relación entre ambos acontecimientos.

Fuentes oficiales de la DGA aseguraron que la destitución de la directora "responde a los motivos que sean, pero no tiene nada que ver con el problema surgido en la residencia" -en alusión a las quejas formuladas por un grupo de auxiliares de enfermería-. "Lleva ocho años en el puesto y hace tiempo que ya se pensaba en ello", añadieron desde el Gobierno aragonés.

Las mismas fuentes oficiales subrayaron que todavía no se le ha comunicado oficialmente a la interesada la decisión adoptada por el Departamento de Servicios Sociales y que se hará "en los próximos días". Desde la DGA explicaron que a la directora le será rescindido el contrato laboral que mantenía con la Administración aragonesa.

La responsable de la residencia de ancianos 'Javalambre', por su parte, no quiso hacer ningún comentario respecto a su situación y remitió a la dirección de Servicios Sociales a aquellos interesados en obtener cualquier información.

"Gritan a los residentes"

La denuncia de las siete auxiliares contra tres de sus compañeras fue presentada el pasado mes de agosto ante el director provincial del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) en Teruel, José Luis Pinedo. En el escrito se acusaba a las denunciadas de "gritar" a los ancianos y de bañarles "en un segundo, sin esponja ni jabón".

Otras de las supuestas anomalías que exponían las denunciantes es que sus compañeras "después de bañar a los encamados, les meten en la cama con sábanas sucias otra vez". En la denuncia se acusa a las tres auxiliares de no cambiar las sábanas ni las camisetas de los residentes más que una vez por semana, aunque resultase necesario hacerlo con mayor frecuencia.

Por último, las denunciantes afirman que esas tres trabajadoras "imponen" al resto de la plantilla de empleados su modo de hacer las cosas y llegan a incumplir órdenes de sus superiores, por ejemplo, de enfermeras y coordinadoras.

Tras recibir la denuncia, la dirección provincial del IASS puso en marcha una investigación previa que derivó en la apertura de un expediente disciplinario contra las tres auxiliares de enfermería criticadas por sus compañeras. El IASS continúa actualmente con el procedimiento para saber qué hay de cierto en las acusaciones de las siete trabajadoras hacia sus compañeras.

"Se incoa un expediente disciplinario porque puede haber alguna actuación negligente susceptible de ser sancionada", explicó recientemente José Luis Pinedo. "Hay sospechas, pero no confirmadas", matizó el director provincial de Servicios Sociales.

Las auxiliares denunciadas niegan dar un trato negligente a los residentes del centro 'Javalambre' y han anunciado que presentarán alegaciones en su defensa ante el expediente disciplinario abierto contra ellas. Afirman que no hay ninguna prueba que permita imputarles un incorrecto desempeño de su trabajo.

Etiquetas