Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

ana y david, padres del primer bebé concebido por ¿Embryoscope¿

"Cuando veo a Juan se me olvidan los pinchazos que soporté"

La técnica de selección embrionaria desarrollada por el Instituto Valenciano de Infertilidad ha permitido a la pareja tener un hijo.

Juan, el bebé de cinco meses risueño y simpático, posa en su dormitorio junto a sus padres y con su peluche favorito.
"Cuando veo a Juan se me olvidan los pinchazos que soporté"
ANTONIO GARCíA

Enhorabuena por este precioso niño. ¿Cómo está notando el pequeño la repercusión mediática por ser el primer bebé del mundo concebido por una nueva técnica de reproducción?

Ana Madrigal.- Gracias. Está cómodo con las cámaras. No le asustan en absoluto, pero es que es un niño muy bueno, que come y duerme bien.

¿Cómo surgió la idea de someterse a una técnica de reproducción tan novedosa?

A. M.- No fue de repente, desde luego. Yo tenía antecedentes de infertilidad y, después de casarnos en 2007 y no quedarme embarazada, decidimos consultarlo con nuestro médico de la Seguridad Social y posteriormente acudir a una ginecóloga de Valencia que me sometió a un proceso de fertilidad.

¿Antes lo intentaron con otros sistemas, entonces?

A. M.- Sí, nos realizaron diversas pruebas, algunas dolorosas la verdad, y entonces me diagnosticaron esterilidad primaria, así que empecé con la medicación, que resulta muy compleja, con una importante alteración hormonal.

¿Y cuando decidieron acudir al Instituto Valenciano de Infertilidad?

A. M.- Teníamos referencias de él, así que lo visitamos por primera vez en 2008 y, tras distintos intentos, en junio de 2009 me realizaron una fecundación in vitro completa.

¿Y enseguida les plantearon participar en el avanzado método de selección embrionaria 'Embryoscope'?

David Martínez.- No nos dijeron nada. Confiábamos plenamente en el equipo médico, porque todos los procedimientos científicos son tan complejos que no tenemos criterios para decidir.

¿En qué momento se enteraron de que Juan era el primer bebé del mundo concebido con la ayuda de una avanzada incubadora de embriones?

A. M.- Cuando Juan tenía tres meses nos llamaron desde el IVI y me contaron que era la primera mujer en el mundo en haber dado a luz con está tecnología.

D. M.- Pero está máquina está aplicándose desde 2009, y ya antes había sido experimentada con animales. Ahora ya hay 9 bebés nacidos con este método.

¿Qué sintieron con esta primera llamada del IVI anunciando que Juan era tan especial?

A. M.- Bueno para nosotros siempre ha sido único. Pero sí, sentimos satisfacción porque gracias a esta técnica muchas mujeres en el mundo podrán hacer realidad su sueño.

De hecho, Ana está tan contenta que en su facebook comenta la noticia.

A. M.- He querido enviar un mensaje de ánimo a las mujeres que tienen problemas de infertilidad y decirles que hay que luchar, que cuesta mucho, pero que la ciencia avanza tanto que es posible cumplir este deseo.

D. M.- Hay que decir que sin este sistema hubiéramos tenido menos probabilidad de tener un hijo, ya que aumenta entre un 15% y un 20% las posibilidades de embarazo y hay menos riesgo de partos múltiples.

Supongo que cuando ven a Juan se olvidan los malos recuerdos.

A. M. - Cuando veo al niño se me olvidan los pinchazos y los duros tratamientos médicos, sí.

¿Cómo se desarrolló su embarazo?

A. M.- Pésimamente, con muchos vómitos, pero es algo hereditario. Además, tuve riesgo de aborto.

Con todo, ¿cómo se le ocurrió dar a luz en el hospital de Teruel, tan alejado del IVI?

A. M.- Fue por mi ginecólogo, Vicente Espinosa. Le dije que si me llevaba él, daría a luz en el Obispo Polanco.

D. M.- Nos transmitió la suficiente confianza para ello. Si es buen profesional, todavía es mejor persona.

¿Y eso a pesar de que tenían que trasladarse periódicamente a Valencia?

A. M.- Algunas veces teníamos que ir entre cuatro y cinco veces a la semana al IVI, pero compensaba por el trato dado por el doctor Espinosa, y ante la realización de una cesárea programada.

¿Piensan darle un hermano a Juan?

D. M.- Sí. Con el tratamiento se obtuvieron seis embriones, tres de los cuales se vitrificaron para futuros embarazos, así que nos animaremos el próximo año.

Etiquetas