Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

Biel descarta una moción de censura y CHA e IU piden a Ferrer que se vaya

El presidente del PAR dice que la salida del alcalde de Teruel del partido es beneficiosa.

El presidente del PAR, José Ángel Biel, descartó ayer promover una moción de censura contra el alcalde de Teruel, el también aragonesista Miguel Ferrer, quien ha dejado el partido pero no se plantea abandonar el sillón del Ayuntamiento -ni entregar su acta de diputado en las Cortes de Aragón-, lo que complica la estabilidad del Consistorio. "Todas las mociones de censura que se han promovido han salido fatal", argumentó Biel.

No obstante, el dirigente del PAR dejó la puerta abierta a acuerdos con otros grupos políticos del Ayuntamiento de Teruel con el fin de forzar la dimisión de Ferrer y garantizar la gobernabilidad del Consistorio. "Lo que pasa es que Ferrer tendrá muy difícil gobernar y habrá de explicar cómo va a gestionar el Ayuntamiento", dijo.

El secretario del PSOE en Teruel, Vicente Guillén, señaló que, al haber un pacto de gobierno entre su partido y los aragonesistas, "es el PAR quien debe dar una solución y el PSOE la apoyará". "Lo importante a siete meses de acabar la legislatura es dar estabilidad al Ayuntamiento", continuó Guillén, quien agregó que altas instancias socialistas mantienen conversaciones desde hace días con la dirección del PAR para buscar la forma de aislar a Ferrer y que este se vaya.

Mientras, crece el clamor por que el alcalde deje su sillón y permita a otra persona convertirse en primer edil. "Debe dimitir; ya no representa al PAR, es un tránsfuga y está creando un problema en Teruel que no debe pagar la ciudadanía", declaró uno de los dos concejales de CHA, Pepe Navarro. El concejal de Chunta advirtió del riesgo que supone que un alcalde gobierne sin apoyo de nadie. "Se paralizaría por completo la gestión municipal y se crearía una gran tensión día tras día", indicó Navarro.

Izquierda Unida, por su parte, consideró ayer "indecente" que Ferrer decida abandonar la formación política en la que milita "y se quede con el acta conseguida".

La secretaria del PP en Teruel, Carmen Pobo, tachó de "falta de responsabilidad" la actuación de Ferrer y reclamó al PAR "que dé una solución". Añadió que su partido intentará en los próximos comicios obtener los votos suficientes para que el Ayuntamiento de Teruel pueda ser gobernado sin pactos entre partidos.

De los otros tres concejales que forman el grupo municipal del PAR, uno de ellos, Julio Esteban, afirmó que seguirá en el partido y no apoyará a Ferrer. Este edil ya fue privado de todas sus delegaciones por Ferrer hace dos años ante las diferencias que ambos mantenían. La incógnita se mantiene sobre los otros dos ediles, Luis Muñoz y Carmen Alonso, fieles a Ferrer y que deberán explicar cuál va a ser su postura. Muñoz indicó que aún no podía hablar.

Biel hizo sus declaraciones en Calamocha, tras inaugurar la Feria Agrícola y Comercial. Afirmó que la marcha de Ferrer y de los 38 cargos públicos y orgánicos que le han seguido generará una corriente de simpatía hacia el PAR.

Etiquetas