Despliega el menú
Teruel

QUINTO FESTEJO DE FERIA

Sergio Cerezos cumple su sueño y triunfa en su alternativa

Seis toros de la ganadería de Martelilla, correctos de presentación y de variado juego. El mejor fue el primero, los restantes en mayor y menor medida, descastados, el último, complicado.

Sergio Cerezos, a hombros de sus amigos, en el día de su alternativa.
Sergio Cerezos cumple su sueño y triunfa en su alternativa
ANTONIO GARCíA

La plaza registró la mejor entrada de la Feria. Sergio Cerezos, que tomaba la alternativa, tiró del cartel y atrajo a muchos amigos y seguidores. Fue el triunfador en una tarde en la que los toros de la ganadería de Martelilla no fueron precisamente muy colaboradores con los toreros. Hay que exceptuar al lidiado en primer lugar, Lenta Música de nombre, marcado con el número 74, de 499 kilos y nacido en diciembre del año 2005, de capa negro mulato. Los amigos de las anécdotas y estadísticas lo pueden guardar.Sergio recibió de rodillas al toro de su doctorado, para seguir luego toreando por verónicas, se le vio tranquilo y relajado, sin acusar nervios, aunque la procesión fuera por dentro. Le brindó el toro a su madre y a su tío, el brindis fue corto: "Ya nos hemos dicho todo antes, va por vosotros". Y Sergio se fue hacia el toro, decidido, consciente de que tenía un deber que cumplir con un público entregado con el torero que lo vitoreó desde el primer momento que pisó el albero, y que no dejó de hacerlo durante toda la tarde.

Sergio toreó con lentitud y Lenta Música le acompañó con buen son. La faena tuvo interés, y emoción, pues Sergio no le perdió la cara en ningún momento al toro. Se puso en el sitio de los valientes y sacó muletazos de buen corte. Acabó adornándose por manoletinas que terminaron de revolucionar los tendidos. Se tiró a matar o a morir y enterró la espada hasta los gavilanes. Las dos orejas fueron a manos de Sergio. Se había ganado el respeto de los escépticos y la puerta grande en el día de su alternativa.

El último de la tarde, Imponeamor de nombre, de 493 kilos, marcado con el número 100, de pelo castaño y nacido en enero del 2006, fue un pájaro de cuidado, y al primer descuido del torero le tiró la cornada que afortunadamente quedó en el susto. Sergio pasó a la enfermería sin conocimiento, pero pronto salió de ella. 'El Cordobés' había terminado con el toro.

Manuel Díaz 'El Cordobés' estuvo en su línea en el primero, terminó de tres pinchazos y estocada. Con el segundo de su lote, rajado y pitado en el arrastre, poco o nada pudo hacer. Algo parecido le ocurrió a 'El Fandi', como siempre banderilleó a su dos toros y si he de ser sincero, solo el segundo par al segundo de su lote, fue bueno de ejecución. Dos faenas intrascendentes y monótonas fue su labor con la franela. Le regalaron la oreja del tercero de la tarde, y se silenció su labor en el quinto.

Etiquetas