Despliega el menú
Teruel

SINIESTRALIDAD LABORAL

El fiscal cree que la muerte de dos obreros del Chomón pudo ser un homicidio imprudente

Un error al calcular la resistencia de un forjado del futuro instituto de la ESO pudo desencadenar el accidente.

El sector de la construcción es el que mayor tasa de incidencia ha alcanzado en 2015 con 6.574 siniestros por cada 100.000 profesionales.
El fiscal cree que la muerte de dos obreros del Chomón pudo ser un homicidio imprudente
JORGE ESCUDERO

La Fiscalía de la Audiencia Provincial de Teruel cree que en la muerte, ocurrida en febrero de 2009, de dos operarios de las obras de construcción del futuro instituto de Educación Secundaria Segundo de Chomón de la capital turolense pudo haber un delito de homicidio por imprudencia y otro contra los derechos de los trabajadores.

El fiscal jefe de la Audiencia, Jesús Gargallo, afirmó ayer que el Ministerio Público "ve indicios" de que hubieran podido producirse esos dos presuntos delitos y ha solicitado que el proceso judicial siga adelante, si bien habrá de hacerlo por el procedimiento abreviado -para los asuntos menos graves- y en el Juzgado de lo Penal.

Gargallo explicó que hoy por hoy no hay ningún imputado y que, no obstante, "resulta difícil determinar culpables", principalmente respecto al posible delito contra los derechos de los trabajadores. La Fiscalía turolense intenta averiguar, en este sentido, si se produjo algún incumplimiento de los planes de seguridad establecidos en la obra.

La acusación pública espera ahora que el juez que instruye el caso dicte el auto de imputación, en el que se dirá si alguien debe sentarse en el banquillo de los acusados, para decidir si formula acusación o no. "Hemos de saber si esos indicios que vemos en estos momentos son suficientes para imputar a alguien los dos presuntos delitos", matizó el fiscal jefe de la Audiencia de Teruel.

Informes periciales

Jesús Gargallo indicó que los informes periciales realizados dentro de la fase de diligencias previas, encargados tanto por el Instituto Aragonés de Seguridad y Salud Laboral (ISSLA) como por la empresa constructora del instituto, ya se han elaborado. A juicio de la Fiscalía de Teruel, y aunque esas pruebas de una y otra parte presentan "contradicciones" entre sí, todo parece apuntar a que un error en el cálculo de la resistencia de los materiales utilizados en el forjado pudo desencadenar el fatal accidente.

Los dos obreros, de 51 y 24 años de edad, respectivamente, murieron aplastados al desplomarse la estructura de hormigón bajo la que realizaban tareas de limpieza con dos carretillas. Otros tres operarios resultaron heridos en el mismo suceso, uno de ellos, de gravedad y los dos restantes, de carácter leve.

Los empleados fallecidos, uno de ellos de nacionalidad rumana y el otro, portuguesa, contaban con experiencia en el sector de la construcción, si bien solo llevaban en la obra del Segundo de Chomón entre dos y seis meses. Desde Junsalsur, la empresa a la que pertenecían los dos operarios fallecidos, no quisieron pronunciarse ayer sobre el desarrollo del proceso judicial y reiteraron que "lo más doloroso de todo esto ha sido la muerte de los trabajadores".

Los tres empleados que resultaron heridos estaban poniendo hormigón en la primera planta sobre el perímetro del forjado cuando las losas o placas que lo formaban, que se habían instalado hacía nueve días, cedieron y cayeron sobre los dos fallecidos.

Etiquetas