Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

LA PUEBLA DE VALVERDE

Manolo Escobar para ahuyentar ladrones

El Ayuntamiento hace sonar la música cada vez que personas "de aspecto sospechoso" se acercan a la pequeña localidad turolense.

Manolo Escobar para ahuyentar ladrones
Manolo Escobar para ahuyentar ladrones
ANTONIO GARCíA

Cansado de que la población anciana sea víctima frecuente de robos cometidos por foráneos, casi siempre con la técnica del 'descuido', el Ayuntamiento de La Puebla de Valverde -550 vecinos- ha optado por hacer sonar por megafonía la popular canción de Manolo Escobar 'Mi carro' cada vez que personas "de aspecto sospechoso" revolotean por el casco urbano.

A principios de año, en pocas semanas, hubo cuatro robos. Primero, unos hombres se adueñaron de la cadena de oro que llevaba al cuello un jubilado convenciéndole para que se probara una joya similar que ellos iban a venderle; poco después, y en dos ocasiones, grupos de mujeres se metían en las casas y cogían lo que podían distrayendo a los propietarios y haciéndose pasar por mendigas; por último, fueron vistos varios desconocidos que empujaban las puertas de las cocheras.

Quien lleva tan clara la cuenta de estos sucesos es el concejal de Servicios, Gilberto Doñate, impulsor de la idea de avisar del peligro al vecindario con música de Manolo Escobar. Esta medida, que, al parecer, está resultando de lo más efectiva, iba precedida inicialmente de la voz amplificada del alguacil, que lanzaba el conciso y directo mensaje: "Puertas cerradas; ojos abiertos". Luego, fue suficiente con la explícita letra de la canción 'Mi carro', que empieza relatando cómo este vehículo le fue robado a su dueño "anoche mientras dormía", para que los vecinos se pusieran manos a la obra en la protección de sus pertenencias.

"Canción española"

"Elegí la canción porque es muy española y muy apropiada para el problema que tenemos. Si pusiéramos a 'La Oreja de Van Gogh' o a Ainhoa Arteta, pues no sería lo mismo", indicaba ayer Doñate sin perder el humor. Según el edil, el tema de Manolo Escobar es tan claro que, "una vez, unos ladrones echaron a correr en cuanto lo oyeron".

Así, para advertir del riesgo de robos, suena Manolo Escobar, y para anunciar el comienzo de un bando con información municipal, por los altavoces instalados en la torre de la iglesia de La Puebla de Valverde se oyen, como siempre, jotas. "Algo había que hacer, porque, sobre todo los mayores, estaban preocupados y con cierto temor por los robos", comentó una vecina, Agripina Redón.

Ante el peligro de los robos, los vecinos han hecho una piña. "En cuanto suena la canción, cada cual cierra sus puertas y vigila sus propiedades, pero hay quien se va al supermercado o al bar o a la panadería para evitar que la dependienta o la camarera permanezcan solas en momentos de riesgo", relata el concejal de Servicios.

Gilberto Doñate aclara que 'Mi carro' suena cuando ya ha sido avisada la Guardia Civil, con cuartel en el pueblo, de la presencia de "extraños". El concejal destacó que la población "está muy contenta con la labor de los agentes de seguridad y lo único que quiere es colaborar con ellos para evitar más robos".

En los últimos cinco meses, la popular melodía se ha escuchado cuatro veces por las calles de La Puebla de Valverde. No han vuelto a registrarse robos por el día con la técnica del 'descuido', aunque sí por la noche, por el método del butrón y cuando la gente está durmiendo. El más reciente ocurrió hace un mes aproximadamente, en el supermercado de la localidad.

"Me duele mucho que los ancianos sean engañados", se queja Doñate, mientras recuerda que a principios de año algunos vecinos cayeron en la trampa de unos hombres que se hicieron pasar por técnicos del suministro de gas.

Proteger a los mayores

"A mí me parece muy bien la idea de la canción por megafonía, sobre todo por los mayores, que han perdido la picardía que tenían cuando eran jóvenes", declaró Trini Guillén, del hotel El Horno. Otra vecina, Natalia, del bar 'El Molino', también aplaudió la medida "porque así, todo el mundo sabe que algo está pasando y que hay que tener cautela". Otra mujer mostró su temor a que los ladrones lleguen a enterarse del peculiar método de La Puebla de Valverde para avisar a los vecinos "y discurran otras formas de cometer los robos".

Si antes, quienes iban de la ciudad al medio rural se extrañaban de que los vecinos dejasen la llave puesta en la puerta de casa o el coche abierto, ahora, en La Puebla de Valverde, ocurre a la inversa. Ayer, una mujer, ojo avizor, aconsejaba a dos recién llegados que cerrasen hasta arriba la ventanilla de su turismo aparcado, con el fin de evitar un robo como el cometido días atrás en el vehículo de una enfermera.

El concejal de Servicios subrayó que La Puebla de Valverde, un municipio cada vez más turístico por su proximidad a las pistas de esquí de Javalambre y de Valdelinares, "está abierta a todo el mundo y nos gusta mucho que venga gente a conocer nuestro patrimonio, nuestro paisaje, la gastronomía, las fiestas populares y la vía verde". "Lo que no queremos es gente mala", sentenció Doñate.

Canción española y en casete. Cuando llegan a La Puebla de Valverde personas que levantan sospechas por su apariencia o proceder, los responsables municipales ponen en el equipo de megafonía un casete con la canción 'Mi carro' de Manolo Escobar. En la foto, el concejal Gilberto Doñate se dispone a hacerla sonar.

Etiquetas