Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

El Justicia abre una investigación por la falta de accesibilidad en los consultorios rurales

Escaleras, falta de calefacción y teléfono son los problemas más frecuentes que sufren pacientes y facultativos.

Los vecinos de Fuenferrada suben más de 20 escalones a la intemperie para ir al médico.
El Justicia abre una investigación por la falta de accesibilidad en los consultorios rurales
ANTONIO GARCíA

El Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, ha abierto un expediente de oficio para conocer con exactitud la situación en que se encuentran los consultorios médicos locales de la provincia de Teruel. La institución ha adoptado esta medida después de analizar varias quejas de las cuales se deduce que muchos de los locales tienen barreras arquitectónicas, carecen de teléfono y calefacción y cuentan con un deficiente acceso a Internet, lo que impide a los facultativos consultar las historias clínicas de los pacientes.

García Vicente tiene previsto recabar toda la información posible de las distintas administraciones implicadas de una u otra forma en la atención médica en el medio rural, como son los ayuntamientos, las comarcas, la Diputación Provincial y el Gobierno aragonés. Una vez que reúna los datos suficientes, elaborará un informe a partir del cual averiguará si los municipios pueden acceder a alguna subvención de las que otorga el Departamento Autonómico competente para mejorar los consultorios rurales. Además, a la vista del estudio, el Justicia formulará sugerencias o recomendaciones a las instituciones que estime necesario.

Poca población

Aunque los problemas se han detectado en consultorios médicos de distintos puntos de Aragón, al parecer, el mayor número de carencias, entre ellas, la existencia de barreras arquitectónicas, se registra en locales de municipios de la provincia de Teruel. Es el caso de algunas pequeñas poblaciones de las comarcas del Jiloca y de las Cuencas Mineras, cuyos ayuntamientos, con menos de 100 vecinos, no tienen capacidad económica para reformar aquellas consultas que han quedado obsoletas.

Según explica el coordinador de la zona de salud de Monreal de Campo, Carlos Ascoz, los problemas son diferentes en cada consultorio. Por ejemplo, los de Rubielos de la Cérida, Cosa y Blancas no tienen conexión a Internet mientras que el de Villalba de los Morales carece de calefacción central, por lo que, en invierno, se enciende una estufa un rato antes de que lleguen el médico y los pacientes con el fin de caldear un poco el ambiente. En Villafranca del Campo, la deficiencia es otra, pues los pacientes tienen que volver a pasar por la sala de espera para ir a la Enfermería. No obstante, esta localidad del Jiloca contará pronto con un nuevo consultorio, ahora en construcción.

Pese a todo, Ascoz es optimista. Subraya que, en general, la sanidad en el medio rural ha mejorado mucho en los últimos años, si bien en los núcleos menos poblados y, casi siempre, más alejados del corredor del Jiloca, "siempre surgen problemas con las infraestructuras sanitarias y los servicios". El coordinador de la zona de salud de Monreal añade que la crisis económica en que nos encontramos no facilitará en nada la mejora de aquellos consultorios más deficientes.

Escaleras

En el área de salud de Utrillas, los locales médicos de Fuenferrada y Villanueva del Rebollar tienen barreras arquitectónicas. Ambos se encuentran en un primer piso y los usuarios, la mayor parte de los cuales son jubilados, tienen que subir varios peldaños para acceder a la consulta del facultativo. En el caso de Fuenferrada, además, las escaleras están a la intemperie y se cubren de nieve y hielo durante el invierno. Este consultorio no tiene calefacción ni teléfono y el acceso a Internet es deficitario.

Otros municipios de las Cuencas Mineras, como Segura de Baños, Salcedillo -solo tiene dos vecinos-, Valdeconejos, Torre de las Arcas, Vivel del Río, Palomar de Arroyos o Castel de Cabra, presentan problemas similares.

El presidente de la comarca de las Cuencas Mineras, Francisco Altaba, señaló que la solución para estos consultorios es "muy complicada", pues los ayuntamientos, responsables del edificio y de la calefacción, carecen de recursos económicos para hacer frente a una reforma del edificio en que se encuentran.

Altaba señaló que, por el contrario, si las instituciones comarcales contasen con una mayor autonomía de gestión y más recursos económicos, "sería más fácil mejorar los consultorios locales del medio rural".

Etiquetas