Despliega el menú
Teruel

MONTAÑA

Rescatado en Riodeva un hombre herido tras caer al río desde una altura de 15 metros

Antonio Terrón, de 56 años, descendía a rápel por un barranco de 24 metros de profundidad cuando se precipitó al cauceLesionado en la espalda y con un brazo roto, fue atendido en el lugar por el 061 e izado en camilla por el helicóptero de la Guardia Civil en una operación que duró casi cuatro horas.

El herido, colocado en una camilla, fue evacuado en el helicóptero de la Guardia Civil.
Rescatado en Riodeva un hombre herido tras caer al río desde una altura de 15 metros
RUBéN VILLéN

Antonio Terrón, de 56 años de edad y vecino de Valencia, no olvidará, probablemente, la excursión por el paraje de los Amanaderos de Riodeva que tan felizmente había programado para ayer junto con varios de sus familiares. Mientras descendía con cuerda -mediante el sistema conocido como rápel- por una cascada del río de 24 metros de produndidad, se precipitó hasta el fondo del barranco cayendo desde una altura de unos 15 metros.

El accidente se produjo sobre las 10.00. Según relataron su esposa, Manuela Rodríguez -quien se encontraba allí con objeto de tomar algunas fotografías-, y varios de sus familiares, la mochila que llevaba a la espalda y el agua del río frenaron, en parte, el golpe. Aun así, Antonio se rompió un codo y se lastimó la espalda, quedando inmóvil en el cauce del río. Unos sobrinos que iban con él y tenían previsto realizar a continuación el mismo descenso lo sacaron a la orilla y lo arroparon hasta la llegada de los efectivos sanitarios.

El rescate no fue sencillo. Manuela Rodríguez señaló que sus sobrinos, que iban preparados con trajes de goma sintética para practicar el barranquismo, tuvieron que llevar a la espalda durante un tramo a la médico del servicio del 061 que acudió al lugar, para evitar que ella y el material sanitario que transportaba se mojasen, pues el río, el Riodeva, llevaba bastante caudal. Ante la hipotermia que padecía Antonio, se le administró suero caliente por vía intravenosa.

Como resultaba imposible subir al herido a pie por la ladera del barranco, fue necesaria la utilización del helicóptero de la Guardia Civil de Huesca, cuyos agentes contaron con la colaboración del Grupo de Rescate de Montaña de Mora de Rubielos y del Puesto de Teruel. En total, ocho personas, entre agentes y médicos, se movilizaron para atender al herido. Sobre las 14.00 y tras varios intentos, el helicóptero pudo situarse en altura sobre el herido y elevar mediante una sirga la camilla en la que había sido colocado.

Antonio Terrón fue evacuado al Hospital Obispo Polanco de Teruel, donde se le practicaron diversas pruebas. Sobre las 19.00, fue trasladado a un centro sanitario de Valencia, donde será operado del brazo.

"Podría haber sido mucho peor"

Desde lo alto del barranco, los familiares aguardaron con serenidad durante toda la mañana que el rescate acabara bien. "Podría haber sido mucho peor -indicó la esposa del herido-; si no llevase agua el río, mi marido se podría haber golpeado en la cabeza y sufrir consecuencias mucho más graves".

Algunos familiares explicaron que Antonio Terrón había descendido otras veces a rápel por el lugar en el que ayer se accidentó, pero lo había hecho sin que hubiese agua. Las frecuentes nevadas y lluvias registradas este invierno en media provincia han llenado las fuentes y han hecho que muchos cauces, otros años secos, presenten esta primavera un buen nivel de agua.

La zona de los Amanaderos de Riodeva, a seis kilómetros del pueblo por una pista de tierra, es un pintoresco paisaje con un arroyo de montaña en el que cada fin de semana varios grupos de excursionistas practican barranquismo.

Etiquetas