Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

"Es una barbaridad pedir cárcel para una mujer que ha perdido a sus hijos"

El abogado de la madre de los niños muertos en el incendio de Torrecilla critica a la Fiscalía.

Javier Alcober
"Es una barbaridad pedir cárcel para una mujer que ha perdido a sus hijos"
HA

El abogado que defenderá el próximo mes de marzo a la madre, la tía y la abuela, de los tres niños fallecidos hace tres años en el incendio de una casa en Torrecilla de Alcañiz, el zaragozano Javier Alcober, considera que la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Teruel ha sido muy dura al imputar a cada una de estas mujeres tres homicidios por comisión de omisión, o lo que es lo mismo, no hacer lo suficiente para salvar a los menores, y pedir, también para cada una de ellas, 15 años de prisión.

"Es una madre que ha perdido a tres de sus hijos en un incendio accidental. Es una barbaridad acusarla de dejar morir a los niños", ha manifestado el letrado, que pedirá en el juicio la libre absolución para las tres mujeres procesadas -las únicas personas adultas que había en la casa cuando se produjo el incendio- al entender que todas ellas son inocentes.

 

Para Alcober, ante el resultado de tres fallecidos en el incendio, "se debió hacer más, pero otra cosa son las circunstancias y cómo se produjeron los hechos, porque es muy fácil hablar después de lo ocurrido". El abogado señala que hay que tener en cuenta "el miedo y el estupor" que puede causar el fuego.

 

De hecho, Javier Alcober basará su defensa de las tres mujeres en el "miedo insuperable" que, a su juicio, sintieron. Otra línea argumental, en el caso de la madre, será exponer que esta se encontraba en situación de duelo al haber perdido a su esposo hacía solo unas semanas, motivo por el cual estaba tomando fuertes antidepresivos.

 

En el momento del incendio, las tres mujeres estaban en la casa -distribuida en tres plantas- junto con siete menores de entre seis meses y 12 años de edad, todos hijos de la principal encausada. La tía, que estaba de visita un mes, y la abuela salieron a la calle por su propio pie al igual que un niño. La madre y dos de sus hijas fueron rescatadas con heridas de distinta gravedad por los vecinos en el balcón del dormitorio. Cuando llegaron los bomberos, encontraron en la habitación de dormir a un niño con vida y a otros tres -dos gemelos de seis meses y un bebé de poco más de un año- muertos por inhalación de humo.

"Una lapidación pública"

"Estamos ante una tragedia y el fiscal sale a hacer una lapidación pública de las tres mujeres que estaban en la casa. Nos parece muy duro y creemos que esto es demasiado fuerte. Lo que nosotros pensamos es que cada uno hizo lo que pudo dentro de la tremenda catástrofe ocurrida", recriminó el abogado.

 

Durante el juicio, señalado para los días 1 al 5 del próximo mes de marzo, la defensa tiene previsto aportar distintas pruebas psicológicas practicadas a sus defendidas. La vista se desarrollará por el procedimiento del Jurado Popular, en el que un grupo de ciudadanos elegidos aleatoriamente se pronunciarán sobre la culpabilidad o inocencia de las acusadas.

 

La Fiscalía de la Audiencia basa su acusación en la idea de que las tres mujeres ahora imputadas pudieron hacer más de lo que hicieron por salvar a los niños. El fiscal Jefe, Jesús Gargallo, aclaró en su día que "no es que hubiera voluntad de matar, sino que en un suceso así, la no acción equivale al ejercicio de la misma".

Etiquetas