Teruel
Suscríbete por 1€

TERUEL

El juicio por la muerte de Pilar Mir deberá repetirse

Según el Tribunal Superior, el veredicto que absolvió al marido no está motivado. La mujer de Calanda falleció por arma blanca.

Tomás Ejea, a la derecha, durante la celebración del juicio habla con su abogado, Enrique Trebolle
El juicio por la muerte de Pilar Mir deberá repetirse
HERALDO

El juicio por la muerte de Pilar Mir -la vecina de Calanda de 53 años que falleció en 2007 por una herida de arma blanca en el abdomen- que culminó con la absolución del único acusado, el esposo de la fallecida, Tomás Ejea, deberá repetirse. El Tribunal Superior de Aragón (TSJA) acaba de sentenciar que el veredicto absolutorio emitido por el jurado popular no estuvo suficientemente motivado y, por lo tanto, queda anulado.

 

La Fiscalía, la acusación particular -ejercida por dos hermanas de Pilar Mir-, y el abogado del Estado recurrieron la absolución de Tomás Ejea, adoptada el pasado mes de junio por la mayoría de los integrantes del jurado y basada en las contradicciones existentes entre las pruebas forenses y las realizadas por los peritos de la defensa. Las acusaciones pedían para el acusado la condena a 15 años de prisión por homicidio.

 

El TSJA asume los argumentos de los recurrentes al considerar que el jurado no justificó debidamente por qué emitió un veredicto absolutorio. La sentencia que anula el juicio celebrado en la Audiencia Provincial, que tendrá que reproducirse, resalta la contradicción entre la resolución de no culpabilidad con el rechazo unánime del jurado de la versión de la defensa de Ejea sobre la forma accidental en la que Pilar Mir sufrió la herida mortal.

 

El TSJA considera que los hechos que se juzgaron "fueron extraordinariamente complejos y difíciles de analizar para los miembros del jurado". Esta complejidad hizo que "en el seno del jurado se plantearon graves dudas sobre la forma en que se produjeron los hechos", una incertidumbre que se resolvió a favor del acusado.

 

La defensa de Tomás Ejea, ejercida por el abogado Enrique Trebolle, anuncia que recurrirá la sentencia del TSJA ante el Tribunal Supremo. Su cliente, que se encuentra en libertad, seguirá en esta situación a la espera del fallo que emita en su día el Supremo.

 

La muerte de Pilar Mir, aunque inicialmente se achacó a un accidente, posteriormente motivó la detención de su esposo por su presunta implicación. La mujer falleció en el Centro de Salud de Calanda como consecuencia de la hemorragia provocada por la herida con dos trayectorias que presentaba en el abdomen.

 

Ejea sostuvo desde el primer momento que su mujer se clavó accidentalmente un cuchillo en la cocina, mientras que la acusación achacó las lesiones a una agresión. La Audiencia Provincial falló el pasado mes de junio, de acuerdo con el veredicto del jurado popular, que Ejea no había apuñalado a su mujer y, por lo tanto, quedaba absuelto. Inmediatamente después, pudo abandonar la prisión de Teruel, donde permaneció durante 20 meses, arropado por sus hijos, que en todo momento apoyaron su inocencia.

 

La resolución del TSJA considera que el deficiente razonamiento del jurado en la absolución supone el "quebrantamiento de las normas y garantías procesales".

Etiquetas