Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Heraldo Joven

TERUEL

Los pacientes del Obispo Polanco esperan casi 100 días para someterse a una colonoscopia

Los especialistas de Digestivo explican que el retraso no afecta a los casos urgentes, con los cuales se tardan 15 días

Algunas colonoscopias se realizan con sedación profunda y en el quirófano. En la foto, el hospital Obispo Polanco de Teruel.
Los pacientes del Obispo Polanco esperan casi 100 días para someterse a una colonoscopia
ANTONIO GARCÍA. Zaragoza

Las pruebas diagnósticas del Servicio de Digestivo del hospital Obispo Polanco de Teruel no escapan al aumento de las demoras que otras especialidades de este centro sanitario han experimentado en los últimos meses. Este incremento general del tiempo de espera para los pacientes es atribuido por los sindicatos médicos a una falta de medios humanos y también materiales en el centro hospitalario.

 

Según los últimos datos que manejan los facultativos del hospital, el pasado mes de agosto los pacientes tenían que esperar casi 100 días para que les fuera practicada una colonoscopia o una rectoscopia, pruebas que detectan lesiones en el aparato intestinal. De acuerdo a esos mismos datos, en julio de este año la demora estaba en algo más de 70 días. En diciembre de 2008 la espera era de 70 días y en agosto de ese mismo año, de poco más de 30 días. Los sindicatos médicos estiman que estos tiempos deberían ser recortados, teniendo en cuenta que el Gobierno aragonés pretende que los exámenes diagnósticos solicitados se realicen en el plazo de un mes.

 

La doctora Maite Botella, del Servicio de Digestivo del Obispo Polanco, aclaró que la espera es de tres meses para las colonoscopias o rectoscopias "normales", es decir, las que se practican en aquellos casos en los que el paciente no presenta ningún síntoma grave. Por contra, ante cualquier sospecha de enfermedad, estas pruebas diagnósticas se llevan a cabo en el plazo máximo de 15 días o, lo que es lo mismo, con una demora media de 6,6 días.

 

Botella explicó que la demanda de este tipo de pruebas ha aumentado notablemente en los últimos años debido a la puesta en marcha en 2003 del plan de prevención del cáncer de colon, que prescribe revisiones periódicas a todas las personas con antecedentes en sus familiares más directos. "Un 21% de las endoscopias que realizamos en el Servicio responden a este plan", indicó la doctora. Agregó que en personas que no presentan ningún tipo de síntoma sospechoso, una demora de tres meses en una colonoscopia no supone un riesgo para su enfermedad.

 

Otro factor ha podido aumentar la lista de espera según esta facultativa y es que desde el pasado mes de marzo, el Servicio de Digestivo del Obispo Polanco acordó realizar las pruebas -que son bastante molestas para el paciente- con sedación, una práctica que lleva aparejado más trabajo, si bien el enfermo se encuentra más tranquilo y cómodo. "Tardamos algo más en realizar la endoscopia, pero nosotros pensamos que es mejor hacer las pruebas bien, aunque podamos hacer algunas menos, y siempre dando prioridad a los casos que son urgentes, a los cuales no hay que hacerles esperar", explicó Maite Botella.

 

Otra cifra que habla, según los sindicatos médicos, de la tendencia al aumento de las listas de espera en el Obispo Polanco es la correspondiente a Consultas Externas, ya que en agosto de 2008 eran casi 2.850 las personas que aguardaban ser vistas por el especialista por primera vez y en el mismo periodo de este año son más de 3.000.

 

"Hay una progresión llamativa y es cierto que puede deberse a una mayor demanda asistencial, pero eso se soluciona con más recursos", señalaron fuentes sindicales.

Etiquetas