Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

Un bocadillo de jamón de cuatrocientos metros saca a la calle a miles de turolenses

La Feria de los Alimentos de Calidad arrancó ayer oficialmente con un audiovisual sobre el 25 aniversario

Voluntarios se encargaron de cortar el bocadillo gigante para repartirlo entre los ciudadanos.
Un bocadillo de jamón de cuatrocientos metros saca a la calle a miles de turolenses
antonio garcía

"Cuando viaje por el mundo, pregonaré vuestro jamón". Con esas palabras del Príncipe Felipe, pronunciadas durante la celebración del Congreso Internacional del Jamón, que se celebró hace cuatro años en la capital, se rubricó ayer el audiovisual, que, instalado en la Fuente de Torán, mostró a una multitud de ciudadanos congregados en la zona, los 24 pregoneros que ha tenido hasta ahora la Feria de los Alimentos de Calidad de Teruel.

 

Fue el arranque oficial de la edición de este año y también una forma especial de conmemorar el vigésimo quinto aniversario de este certamen, que cada año se vuelca más con los ciudadanos.

El ex presidente del Consejo Regulador, Enrique Bayona, que ofició ayer de maestro de ceremonias tras abandonar el cargo a principios de verano, lo tiene claro: "Las ferias tienen que ser populares". Para apoyar su planteamiento proclamó un deseo en voz alta: "Que todos los turolenses -dijo- aprendan a cortar con jamonero, igual que todos los valencianos saben hacer paellas".

 

El acto más animado fue, sin duda, el bocadillo gigante de jamón, que concentró en torno a las calles de José Torán y Jarabo a multitud de personas deseosas de contemplar y después probar el delicioso manjar elaborado con los mejores jamones de denominación. Se acompañó con cañada, un pan típico de Teruel, para cuya elaboración fue necesario usar 50 litros de aceite de oliva del Bajo Aragón y entre 700 y 800 kilos de harina.

 

Del bocadillo, de 400 metros de longitud, se sirvieron 11.000 raciones, en las que se utilizaron 60 perniles. Nadie quiso perderse este acto, que cada vez atrae a más gente. "Está buenísimo. Si el jamón es exquisito, no lo es menos el pan de cañada, tan esponjoso", explicaba Teresa, que acudió al evento con su pequeño hijo Víctor.

 

A la inauguración del vigésimo quinto aniversario de las Ferias asistieron más autoridades que nunca. El consejero de Agricultura, Gonzalo Arguilé, se mostraba satisfecho de la evolución de la producción jamonera de denominación, que ha pasado en seis años de las 400.000 piezas a las más de 700.000 actuales. Dijo, no obstante, que hay que poner un mayor "énfasis en la promoción de nuestra riqueza cárnica, sin olvidarnos de la calidad".

 

Las Ferias del Jamón y de los Alimentos de Calidad se han convertido en un reclamo turístico de primer orden. El alcalde de Teruel, Miguel Ferrer, destacaba la gran ocupación hotelera que registra la capital estos días, con las reservas cubiertas al cien por cien desde hace semanas. "Se han organizado tantos actos lúdicos estos días -señalaba el edil- que hay para todos los gustos".

Etiquetas