Despliega el menú
Teruel

TERUEL

"No recuerdo cómo fue la agresión, pero me encuentro muy fastidiado por los navajazos"

La discusión que terminó con un hombre acuchillado en San Martín del Río se inició por una partida de dominó

Santiago Forcano se recupera en una cama del Obispo Polanco de los navajazos recibidos el pasado domingo en San Martín del Río.
"No recuerdo cómo fue la agresión, pero me encuentro muy fastidiado por los navajazos"
JAVIER ESCRICHE

La pelea registrada en San Martín del río el pasado domingo que se saldó con un vecino herido de gravedad por apuñalamiento, Santiago Forcano, de 47 años, se inició con una discusión sobre una partida de dominó en el hogar del jubilado. Forcano y su agresor, Antonio González, de 48 años, intercambiaron palabras hirientes que desembocaron en agresión física cuando González hirió por cuatro veces con una navaja a su compañero de mesa.

 

Santiago Forcano, que se recupera de las heridas recibidas en el abdomen en el hospital Obispo Polanco de Teruel, declaró ayer, todavía aturdido, estar "muy fastidiado". Añadió que no recuerda nada sobre la pelea que le condujo al centro hospitalario. Según fuentes sanitarias, está "fuera de peligro y estable". Su hermano, Benedicto José, resaltó que Santiago ha tenido "mucha suerte" porque las cuatro puñaladas "no le han afectado ningún órgano vital". Las heridas se infligieron, según los testigos, con una navaja de punta curvada usada para vendimiar.

 

El compañero de partida de Santiago Forcano y Antonio González cuando se inició el altercado, Pedro Jaraba,

explicó que el enfrentamiento empezó porque los dos implicados "se lanzaban palabras punzantes" mientras jugaban al dominó. Jaraba añadió que ambos podrían encontrarse bajo los efectos del alcohol tras haber consumido "algún carajillo". El clima se fue enrareciendo y los dos protagonistas de la discusión levantaron la voz. El responsable del hogar del jubilado expulsó a Antonio, que cojea y tiene que desplazarse con un bastón a raíz de una antigua lesión.

 

Al poco tiempo, el expulsado regresó y se dirigió a Santiago González instándole a salir del establecimiento y pelear. "¡Sal fuera, que o te meto o me metes!", le espetó desafiante a Santiago. Aunque Pedro Jaraba intentó que el interpelado no saliera del local, finalmente no pudo evitarlo. De inmediato, el encargado del local empezó a gritar que Antonio estaba agrediendo a Santiago: "¡Salid que le está dando!".

 

Entre varios clientes redujeron al agresor pero no pudieron evitar que le asestará cuatro puñaladas en la tripa a la víctima. "Santiago estaba en el suelo y el otro le seguía pinchado. Si no le inmovilizamos se lo hubiera cargado", recordó Jaraba. La misma fuente aseguró que los dos implicados tienen un "carácter fuerte". Puntualizó que Forcano "es buena persona, pero no tolera que nadie le pise. Aunque, si no le provocan, no se mete con nadie".

A juicio de Pedro Jaraba, Antonio González "hacia tiempo que buscaba camorra, que alguien le pusiera la mano encima". El testigo afirmó que el comportamiento de este vecino era provocador.

 

Antonio González llegó a San Martín hace tres años procedente de Barcelona y se relaciona poco con el vecindario, salvo alguna estancia ocasional en el hogar del jubilado y las visitas al médico para curarse las graves secuelas que le dejó un antiguo accidente. Ayer permanecía en las dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil y hoy pasará a disposición judicial.

Etiquetas