Despliega el menú
Teruel

TERUEL

Mezquita exige fondos para crear empleo a cambio de una gran subestación eléctrica

El proyecto forma parte de una línea de alta tensión imprescindible para electrificar el tren, desarrollar Platea y crear nuevos parques eólicos. Redesa aportará financiación para un polígono industrial con proyectos en cartera.

Mezquita de Jarque exige compensaciones por la instalación en la localidad de una gran subestación eléctrica enmarcada en la línea de alta tensión Fuendetodos-Mezquita-Morella, decisiva para desarrollar algunos de los proyectos industriales, de transporte y urbanísticos más importantes del sur de la provincia. Las contrapartidas, aprobadas por unanimidad en el último pleno municipal, han sido aceptadas por la empresa promotora de la autopista eléctrica, Red Eléctrica Española S. A. (Redesa), y la firma del acuerdo podría concretarse en breve.

El alcalde, Herminio Sancho, explicó que, si Redesa no asumiera las compensaciones, el Ayuntamiento no aceptará la instalación de la gran subestación eléctrica proyectada, que ocupará 7 hectáreas y es una instalación "monstruosa". Sancho reconoció que este proyecto es mal visto en la localidad, pero aclaró que su ejecución es inevitable por su importancia decisiva "para el desarrollo de Teruel".

Sancho indicó que Redesa acepta las condiciones marcadas por el Ayuntamiento, que pasan por una aportación económica que no quiso precisar pero que servirá para urbanizar un polígono industrial en el municipio. Este proyecto urbanístico supone una inversión de 1,2 millones de euros, de los cuales el Gobierno central financia el 50%. Además, la empresa de transporte de electricidad ha modificado el tendido de la línea para afectar lo menos posible a fincas particulares y alejarlo al máximo del casco urbano.

La subestación, que estaba prevista inicialmente en suelos privados, se construirá en terrenos municipales, a unos 3 kilómetros de pueblo. El alcalde explicó que las negociaciones han sido "muy duras y ha estado a punto de romperse en algunos momentos". El Ayuntamiento confía también en los compromisos de la Administración para apoyar la implantación de empresas.

Proyecto agroalimentario

El alcalde adelantó que una empresa "solvente" del sector agroalimentario que generaría entre 20 y 25 empleos -el municipio tiene 131 residentes- ha manifestado su interés por instalarse en el pueblo. Herminio Sancho añadió que las compensaciones demostrarán que "al lado de una subestación eléctrica se puede vivir y desarrollar el territorio". Su objetivo es que "el pueblo no se convierta en un mar de cables eléctricos, y pueda crecer".

Redesa prevé que la línea Fuendetodos-Mezquita esté terminada antes de finalizar 2011. Entre sus objetivos está mallar la red eléctrica para disponer de alternativas de suministro por distintos conductos, la evacuación de energía eólica, reforzar la red de distribución actual y proporcionar la energía precisa para la electrificación de la línea ferroviaria Zaragoza-Teruel-Valencia. Desde la subestación de Mezquita, la línea tendrá derivaciones hacia Calamocha, Escucha y Platea. Además, está prevista la continuación hasta Morella (Castellón), aunque el trámite de esta segunda fase está todavía muy atrasado.

La "insistencia" de la DGA

Herminio Sancho dijo que la DGA no ha presionado al Ayuntamiento para que aceptara la subestación eléctrica, aunque admitió que "ha insistido" en la importancia vital de esta instalación y de la línea Fuendetodos-Mezquita para el desarrollo provincial. Sancho explicó que la localidad "no quiere más cables eléctricos", pero, ante un proyecto inevitable, el Consistorio intenta "ser práctico" y obtener las máximas contraprestaciones posibles.

Etiquetas