Despliega el menú
Teruel

.

Vinagrín, Alcachofa y Cebolleta enseñan a cocinar a los niños de la forma más divertida

Los espectáculos 'Vaya lío de cocina' y 'Un viaje por Aragón' divirtieron a los pequeñosLas actividades infantiles continúan hoy

Las cocineras de 'Vaya lío de cocina', espolvoreando a los niños con harina.
Vinagrín, Alcachofa y Cebolleta enseñan a cocinar a los niños de la forma más divertida
ANTONIO GARCÍA

Los niños disfrutaron durante la mañana de ayer de una manera de cocinar muy peculiar. La compañía de animación 'Almozandia' mostró a los niños su singular restaurante. Con Vinagrillo como jefe, Cuca como cocinera y Cebolleta y Alcachofa como repartidoras, el restaurante de comidas a domicilio 'Vaya lío de cocina' preparó un menú especial. El gran número de pequeños que acudió a 'Vaya lío de cocina' ayudó a la despistada Cuca a tomar las notas de los disparatados pedidos.

 

Por su parte, los padres agradecieron que en las actividades infantiles de este año los niños sean los protagonistas. "Cuando participan se lo pasan muy bien", comentaron varias madres. Más crítico se mostró Álex Jiménez, gerente de la empresa de actividades extraescolares Sportech, que acudió a la Plaza de la Glorieta con los 45 niños que tiene a su cargo. Afirmó que las actividades son "escasas". El lunes "había pocos hinchables y los chicos tenían que hacer mucha cola para subir a los castillos", dijo Álex. Pero hay opiniones para todos los gustos. "Este año está bien porque hay cosas todos los días por la mañana y por la tarde, lo veo completo", comentó otra madre.

 

El espectáculo comenzó con el desayuno. Una pareja de recién casados encargó a 'Vaya lío de cocina' 40 cruasanes. Y no podía faltar el ingrediente indispensable: la harina. La alocada cocinera empolvó a grandes y pequeños con varios pellizcos de este condimento. Para la preparación fueron necesarios bailes y saltos que simbolizaron la elaboración de la masa. De una manera muy sutil los animadores inculcaron en los niños la idea de una comida sana y equilibrada. Nada de bollería industrial. Para almorzar, un buen bocadillo de queso y chorizo.

 

Los niños contemplaron con cara de desconfianza como Cuca hacía malabares con los huevos y más de uno se echó las manos a la cabeza durante las peripecias; pero al caer al suelo los huevos resultaron ser de goma, para el alivio de muchos. Sin embargo, el revuelto de huevos todavía no había terminado. Los niños se pusieron en pie para 'marear' los huevos que por el tamaño podrían ser de dinosaurio y los lanzaron al aire, pues en realidad se trataba de pelotas gigantes.

 

De cena, los chavales hicieron una ensalada también muy original, donde tuvieron que colocar las pelotas, que representaban los ingredientes, en los canastos del correspondiente color. Pero todavía les aguardaba la sorpresa más especial de la mañana. Por allí apareció 'El Ensogao', la mascota de la fiesta más querida por los niños, que lanzó caramelos a los asistentes.

Al finalizar el espectáculo todos los niños coincidieron en que les gusta cocinar y en que "ayudan a sus mamás", aunque algunas de estas madres expresaban sus dudas.

 

Por la tarde llegó el tiempo de las brujas, los dragones y los duendes del antiguo Reino de Aragón. También algunos bailes y juegos típicos de la historia aragonesa se revivieron en la Plaza de la Glorieta.

'Vaya lío de cocina' y 'Un viaje por Aragón' continuarán sus actuaciones hoy y mañana en La Glorieta. A las 12.00 y a las 19.00, respectivamente.

Etiquetas