Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

El ayuntamiento urge a la DGA a solucionar las goteras del aparcamiento de la Glorieta

El parquin se inauguró en 2006 con una inversión de 10,8 millones de euros del Gobierno. El consistorio de Teruel quiere saber quién es el responsable del defecto de construcción que causa las filtraciones para exigir que se repare.

Un operario de la empresa que explota el parquin limpia el agua que entra a través del techo y las paredes.
El ayuntamiento urge a la DGA a solucionar las goteras del aparcamiento de la Glorieta
A. G.

Las reiteradas quejas de los usuarios y de la empresa gestora del aparcamiento de La Glorieta de Teruel han forzado al ayuntamiento a pedir por escrito a la DGA que subsane los defectos de construcción causantes de abundantes filtraciones de agua cada vez que llueve con relativa intensidad, como ocurrió ayer. El parquin se inauguró hace solo dos años y medio tras una inversión del Gobierno aragonés de 10,8 millones de euros.

El consistorio abrió un expediente a raíz de las protestas de propietarios de estacionamientos y de la empresa encargada de la explotación del parquin, Zaragoza Parkings S. L. La concejala delegada de Patrimonio, la aragonesista Carmen Alonso, señaló que el informe municipal concluye que las goteras se deben a un "defecto de construcción". Consecuentemente, el ayuntamiento se ha dirigido a la DGA -administración que financió y construyó el estacionamiento- para que repare las deficiencias o informe al Consistorio de las condiciones de adjudicación del proyecto para pedir responsabilidades a quien corresponda.

Las filtraciones afectan sobre todo a la segunda planta, correspondiente a plazas vendidas a particulares, mientras que el primer y tercer sótanos, que se destinan a rotación, se ven menos perjudicados. Los propietarios de estacionamientos han manifestado su malestar por el encharcamiento del sótano, una circunstancia que, unida al suelo deslizante, ha provocado algunos pequeños accidentes con coches y resbalones de peatones.

Reclamación particular

Uno de los dueños de estacionamientos ha presentado una reclamación escrita ante la Consejería de Economía en la que denuncia las goteras que "inundan" sus dos plazas cada vez que llueve, lo que las convierte en "impracticables". A juicio del denunciante, la situación es "inexplicable" en un aparcamiento subterráneo recién construido. Según indica el escrito, el problema ha ido en aumento desde la misma apertura del parquin debido a "un deficiente proyecto, dirección o ejecución de la obra o deficiente calidad de los materiales".

La queja reclama la "urgente" reparación de los defectos que provocan las goteras o, en caso contrario, amenaza con recurrir a los tribunales. La Consejería de Economía ha derivado la reclamación al Departamento de Política Territorial.

Desde la empresa gestora del aparcamiento, señalaron que, aunque han comunicado en varias ocasiones a la DGA la proliferación de goteras, sobre todo en el lado contiguo a la calle Pizarro, el problema no se ha resuelto. "Han hecho algunas mejoras, pero aunque entra menos agua, sigue habiendo filtraciones", señalaron desde Zaragoza Parkings S. L.

La misma fuente advirtió que las goteras, aunque más copiosas en la segunda planta, afectan a todos los pisos. "El agua penetra en el primer sótano y, desde allí, a través de las juntas de dilatación pasa a los pisos inferiores", indicaron.

Los operarios, cuando llueve copiosamente, "no dan a basto a recoger el agua que entra". El operario que manejaba ayer una máquina para enjuagar los charcos que se generaban en el primer piso, explicaba que tenía que dar continuas pasadas para contener las filtraciones, que también afectan a los lavabos situados en el primer sótano. Además, en algunos puntos el agua penetra desde el techo por una deficiente impermeabilización.

Los propietarios de aparcamientos se quejan en primera instancia a la empresa gestora, que opta, a su vez, por remitir las quejas a la DGA como administración responsable de la construcción o al Ayuntamiento como actual titular de las instalaciones. "La gente se nos queja del problema -dijo un operario-, pero no depende de nosotros solucionarlo".

La garantía "ha expirado"

Un portavoz de la Consejería de Política Territorial adelantó que el parquin se entregó al Ayuntamiento en julio de 2006 y añadieron que el periodo de garantía "ha expirado", con lo que la reparación de los desperfectos detectados en la obra corresponde, a juicio del Gobierno aragonés, al Consistorio.

La Consejería de Política Territorial asume las competencias respecto al aparcamiento, como heredera del Departamento de Presidencia y Relaciones Institucionales, que ejecutó y financió las obras, encargadas a Necso Entrecanales Cubiertas S. A. La intervención incluyó, además del parquin subterráneo, la habilitación de una plaza superior. Recientemente, el Ayuntamiento incorporó juegos infantiles y unos grandes maceteros para mejorar la imagen de una obra tachada de gris por los vecinos.

Etiquetas