Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

Ferrer admite que está “molesto” con las críticas recibidas desde su partido

El PSOE, dispuesto a asumir más delegaciones para salvar la crisis del equipo de gobierno, desatada por la decisión del alcalde de cesar a su correligionario del PAR Julio Esteban

Ferrer -primero por la dcha.- y Esteban -a su lado-, ayer, juntos y con cara de circunstancias.
Ferrer admite que está “molesto” con las críticas recibidas desde su partido
J.E.

El alcalde de Teruel, el aragonesista Miguel Ferrer, admitió ayer que está “molesto” con la actitud que ha tomado un sector de su partido en la ciudad al oponerse frontalmente y de forma ostentosa a la destitución del también concejal parista Julio Esteban de todas sus delegaciones la semana pasada. Ferrer añadió que no se siente “acosado” por la corriente partidaria de Esteban, y aseguró que no quiere “hurgar” en el conflicto ni darle “un carácter morboso”.

Miguel Ferrer se negó a valorar la campaña de envío de cartas promovida por el sector del partido que arropa a Julio Esteban. “Cada cual es dueño de sus actos” se limitó a decir. Se ratificó, además, en la decisión de cesar a Esteban de sus funciones –las delegaciones de Limpieza, Tráfico, Aguas, Policía Local, Seguridad Ciudadana y Fiestas, entre otras- por pérdida de confianza. “Hice lo que creía -dijo- que era mi deber y lo que necesitaba la ciudad”.

El alcalde reiteró su llamada a la calma de la ciudadanía, porque “no hay vacío de poder” en el Ayuntamiento, ya que las delegaciones que gestionaba Esteban pasan provisionalmente a manos del propio Ferrer. Ante la petición de información de la Federación de Asociaciones de Vecinos San Fernando sobre la crisis del equipo de gobierno y su repercusión en la ciudad, se mostró dispuesto a reunirse con los colectivos que reclamen explicaciones, pero advirtió que el tiempo empleado en estas conversaciones le restará dedicación a la gestión municipal.

En buena medida, la solución a la crisis del equipo de gobierno municipal depende de la postura que tome el grupo socialista respecto a la asunción de competencias. El próximo lunes está prevista una reunión entre el alcalde y los concejales socialistas para concretar cómo se redistribuyen las distintas delegaciones.

La secretaria general local del PSOE, Maite Pérez, aseguró que el grupo municipal socialista está dispuesto a asumir competencias que ha dejado vacantes el cese de Julio Esteban. Matizó, no obstante, que será el grupo municipal el que negocie con el alcalde el reparto de funciones dentro de un proceso que debe resolverse “de forma rápida” para que la crisis no afecte a la ciudad.

La dirigente socialista corroboró la voluntad de su partido de garantizar la “estabilidad” del equipo de gobierno. Por otro lado, Pérez elogió la labor de la concejala socialista recién dimitida, Ana Verdejo, y adelantó que el PSOE “seguirá contando con ella”.

Críticas de la oposición

A la espera del resultado de las negociaciones entre los dos socios del equipo de gobierno para salir de la crisis, la oposición -PP y CHA- mantiene sus críticas a la actuación de PSOE y PAR.

La presidenta del PP aragonés, Luisa Fernanda Rudi, calificó de “preocupante” la situación del Ayuntamiento de Teruel y la relacionó con que el equipo de gobierno sea de coalición, una dificultad a la que se añade “la división interna” de uno de los partidos aliados. Agregó que, por “responsabilidad”, deberían aparcarse las discrepancias internas en beneficio de la ciudad.

Por su parte, el portavoz de la CHA, Paco Martín, insistió ayer a través de un comunicado en que la única forma de constatar si el alcalde dispone del apoyo de la mayoría absoluta de la corporación para gobernar es sometiéndose a una moción de confianza. Martín añadió que, ante “la pérdida de apoyos del alcalde y la falta de compromisos del PSOE para resolver la crisis”, la gobernabilidad del Ayuntamiento está en situación “crítica”.

El malestar generado en el seno del PAR turolense por la destitución de Julio Esteban se ha plasmado en una campaña de envío de cartas de protesta al presidente del partido, José Ángel Biel. Las varias decenas de misivas ya remitidas -firmadas por militantes y simpatizantes- rechazan el cese de Esteban y abogan porque Ferrer elija entre su escaño de las Cortes de Aragón y la Alcaldía. Los afiliados remitentes amenazan con darse de baja del partido si no se tienen en cuenta sus quejas.

Etiquetas