Despliega el menú
Teruel

TERUEL

La crisis dispara la compra de ropa de segunda mano reciclada por Cáritas

La Casa del Aljibe registra un 17% más de ventas que en 2007. Esta tendencia permitirá dar salida a las 25 toneladas de prendas de vestir que almacena la organización humanitaria.

Cáritas Diocesana de Teruel atribuye a la crisis económica que vive el país el notable aumento de la venta de prendas de vestir 'alternativas' o de segunda mano que viene registrando su tienda La Casa del Aljibe. Este comercio ofrece ropa procedente de donaciones y reciclada por tres trabajadoras en el taller de Inserción A Todo Trapo a precios que oscilan entre 1,80 y 12 euros.

La organización humanitaria cifra el incremento de ventas en un 17% respecto al año pasado. El dato lo ha obtenido al comparar las operaciones realizadas en septiembre de 2007 con las efectuadas en el mismo mes de 2008. Según la responsable del taller A Todo Trapo, Loles Esteban, la diferencia ha podido verse más clara al tratarse de un mes en el que los niños vuelven al colegio y, por tanto, su familia tiene que comprar mucha más ropa y zapatos.

De seguir esta tendencia al alza, Cáritas podría dar salida a las 25 toneladas de prendas de vestir que tiene almacenadas en el edificio del Colegio San Nicolás de Bari desde hace varios años. La enorme cantidad de ropa acumulada llevó a la organización a pedir a la población, a través de su boletín informativo, que cesara en sus donaciones o que, al menos, aportara solamente aquellos productos textiles que estuvieran en buen estado.

Esteban destacó que otro efecto del mayor número de ventas podría ser la ampliación del taller A Todo Trapo con la contratación de más personal. Agregó que el proceso de reciclado es "muy costoso", pues incluye un detallado trabajo de selección, lavado, reparación, planchado y etiquetado de cada prenda.

"Ya no puedo comprar caro"

A última hora de la mañana de ayer, La Casa del Aljibe recordaba a unos grandes almacenes en época de rebajas. Cada cliente salía con un par de bolsas llenas de ropa en cada mano y las vendedoras casi no daban abasto para atender a todos los compradores que habían acudido.

Una mujer de origen marroquí que buscaba ropa para su hijo de tres años, Zoha Elraddad, manifestó que acude habitualmente a La Casa del Aljibe atraída por los bajos precios de los artículos. "Yo ahora no puedo comprar unos pantalones que cuesten 26 euros. Las cosas están peor que antes y tengo que encontrar ropa para mi familia más barato. Yo ya no puedo comprar caro", dijo.

Zoha, que llegó a España hace cinco años y vive en Teruel con su marido -empleado en el sector de la construcción- y su hijo de tres años, explicó que encuentra en La Casa del Aljibe todo lo que necesita para vestir a su familia e incluso los regalos que lleva a sus padres y familiares cuando regresa a Marruecos. "No sé que haría si no existiese esta tienda. De aquí me llevo todo, hasta las sábanas y las mantas. El resto de los comercios son muy caros", afirmó.

La sección más concurrida era la de ropa infantil, con jerséis a tres euros y abrigos a seis euros. En la zona destinada a la ropa de señora, de una percha colgaba una chaqueta de seda anaranjada, que no había sido usada, con dos etiquetas; en una de ellas aparecía su precio original, 150 euros, al que había salido a la venta anteriormente y sin éxito en una gran superficie comercial; en la otra, el coste actual, seis euros. Al lado, un abrigo marrón de lana a nueve euros esperaba comprador, lo mismo que unos zapatos de colegial del número 28 en estado impecable, a seis euros.

Loles Esteban explicó que, además de la crisis, también ha podido influir en el mayor consumo de ropa 'alternativa' la promoción del taller A Todo Trapo que Cáritas realizó la pasada primavera. Entre las actividades de difusión llevadas a cabo, la que atrajo más público fue un desfile en la plaza del Torico en el mes de mayo en la que un grupo de personas de distintas edades exhibió las prendas de vestir que se reciclan en San Nicolás de Bari.

Etiquetas