Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

Las obras del parque fluvial, paralizadas a la espera de una inversión extra de 200.000 euros

La aportación suplementaria completará la actuación en las riberas del Turia, suspendida desde principios de julio.

Las obras de acondicionamiento de las riberas del Turia a su paso por Teruel permanecen paralizadas desde principios de julio a la espera de una modificación del proyecto y de una ampliación de la financiación por importe de 200.000 euros. El proyecto, ejecutado por la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) con un presupuesto de 1,2 millones de euros, se encuentra bloqueado a la espera de los últimos retoques. Los vecinos denuncian que algunas instalaciones se han deteriorado debido a su situación en "tierra de nadie".

Desde la CHJ indicaron que las obras están "prácticamente acabadas", pero la finalización no se completará hasta que la Dirección General del Agua del Ministerio de Medio Ambiente apruebe los modificados del proyecto y de crédito necesarios. Entre las actuaciones pendientes, figura la reparación de los daños causados por las fuertes lluvias de la pasada primavera, que arrancaron las protecciones de los márgenes instaladas en la confluencia de los ríos Guadalaviar y Alfambra.

El modificado del proyecto deberá incluir la intersección entre la estación de bombeo situada frente a la iglesia de San Francisco y el futuro parque fluvial y la ejecución de más metros de paseo de los previstos. Un portavoz del organismo de cuenca indicó que "el remate" del proyecto solo está pendiente de la autorización del Ministerio de Medio Ambiente, que prevé que se produzca en breve. Las obras, que se iniciaron en marzo de 2007 con un plazo de 12 meses de ejecución, corren a cargo de la empresa OCIDE.

Hasta que la CHJ concluya el proyecto, el parque fluvial, prácticamente acabado, seguirá sin abrirse al público. Algunos vecinos de la zona denuncian que, además, se han producido algunos actos de gamberrismo que han dañado algunos elementos, sobre todo durante las pasadas fiestas de La Vaquilla.

Un vecino criticó también que, "por un trámite administrativo", no se pueda utilizar el puente de Hierro, que permitiría cruzar el río. Esta pasarela, que imita la que existió en el mismo punto hasta la Guerra Civil, fue usada desde julio hasta hace pocos días, cuando el paso quedó cortado con vallas y señales de advertencia al tratarse de una obra inacabada.

La teniente de alcalde y concejala de Infraestructuras, Lucía Gómez, admitió que al Ayuntamiento desconoce el motivo de la paralización de los trabajos en las riberas del Turia.

Etiquetas