Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

Numerosas obras provocan cortes de tráfico y cambios de sentido en el Casco Histórico

La reforma del pavimento en varias calles, el cambio de las luminarias del suelo de la plaza del Torico y la reparación de un socavón son algunas de las actuaciones

El Casco Antiguo de Teruel se ha visto envuelto con el regreso de las vacaciones en una vorágine de obras que ha obligado a modificar el sentido del tráfico en varias de sus calles.

En Joaquín Arnau, los conductores se hallaban ayer confusos para acceder al parquin de San Juan. Un socavón provocó el corte de esta vía, a la que se debe llegar provisionalmente a través de la calle Pizarro. A pesar de los carteles avisando del cambio de la entrada al estacionamiento subterráneo, más de uno necesitó dar varias vueltas con su vehículo hasta poder alcanzar su objetivo.

Según señaló el concejal delegado de Infraestructuras del Ayuntamiento de Teruel, Julio Esteban, el socavón se produjo "después de que los operarios que trabajan en la instalación de la canalización de una compañía de telefonía rompieran una tubería y el agua propiciara un corrimiento de tierra".

El edil agregó que la normalidad se restablecerá en breve, pero mientras tanto se está comprobando el resultado se esta nueva dirección del tráfico, que, según matizó, se podría adoptar en un futuro. "Nos sirve de prueba; por si en un futuro nos planteamos la peatonalización de la calle Nueva, Amargura y parte de Joaquín Arnau", explicó.

Esteban reconoció que los cambios en el sentido del tráfico de las calles "siempre provocan ciertas molestias, al estar los ciudadanos acostumbrados a otra situación", pero advirtió que se trata de un "mal necesario". "En el caso de la calle Joaquín Arnau ha sido un reventón -continuó-, pero en otros se trata de obras de reparación".

Pavimento deteriorado

La calle Yagüe de Salas se encontraba ayer, asimismo, cortada al tráfico, lo que impidió, además, la circulación a través de El Salvador. El cierre de las vías se debió en este caso a las obras de reparación del pavimento que está llevando a cabo el Ayuntamiento.

Julio Esteban señaló que a pesar de tratarse de unas calles que han mejorado su aspecto recientemente dentro del plan Urban, es necesario acometer "cada medio año" obras de reparación en los adoquines dañados a causa del tráfico rodado que deben soportar. "Independientemente del tonelaje de los vehículos que circulan por el Casco Antiguo, el tipo de pavimento que cubre las calles acaba muy deteriorado", aclaraba Esteban.

El concejal indicó que el asfalto es un material de mayor consistencia, si bien su efecto estético es menos vistoso.

Las obras en la calle Yagüe de Salas han obligado a buscar pasos alternativos para dar salida a los vehículos que proceden del parquin de San Martín. Para ello, hay que circular por la calle Amantes, seguir por la plaza de la Catedral hasta desembocar en la Marquesa.

En otras áreas de la ciudad, como en la Carretera de Alcañiz, y, concretamente, en la calle Leocadio Brum, se realizan trabajos de canalización que han provocado cortes de tráfico. Para Julio Esteban, "las obras siempre causan molestias en general, pero son necesarias".

Los comerciantes del Centro Histórico se mostraban resignados ante la acumulación de obras. El propietario de una tienda de fotografía de una de las calles afectadas señalaba que "en esta ocasión, las distorsiones se están produciendo más para los vehículos que para los viandantes".

Reposición de luminarias

A las obras del pavimento se suman estos días las de la reposición de las luminarias defectuosas incrustadas en el suelo de la plaza del Torico. El innovador sistema de iluminación de este espacio de la ciudad, que ha servido de prototipo, ha provocado problemas de conexión con las luces, lo que ha supuesto que un 30% de los 1.230 focos colocados en el suelo haya presentado alguna deficiencia en la homogeneidad del color. En lugar de tener una tonalidad uniforme lucen de forma multiclor.

El concejal delegado de Urbanismo del Ayuntamiento, Luis Muñoz, explicó que la empresa Artecluminotecnia, encargada del diseño de este tipo de focos, se ha comprometido a completar la reposición de las luminarias defectuosas a finales de este mes.

Muñoz señaló que la sustitución de los focos se está ejecutando más lentamente de lo deseado debido a que se trata de materiales fabricados expresamente para la ciudad de Teruel. "La empresa va suministrando conforme va teniendo posibilidades", indicaba el concejal.

Añadió que el material se ha ido mejorando a medida que se iban detectando los fallos. "Las luminarias que se están sustituyendo ahora se han fabricado con las especificaciones técnicas necesarias para que los fallos no se vuelvan a repetir", dijo Muñoz. Para él, este método, si bien más personalizado, imprime un ritmo más lento en la fabricación de los focos, que previamente hay que probarlos y testarlos. Se estima que son unas trescientas luminarias las que han presentado alguna deficiencia. Los costes de la reparación serán asumidos por Acciona, la empresa que ha ejcutado la reforma de la plaza.

Etiquetas