Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

Arranca la obra para acabar con los desprendimientos de la Perimetral

La inestabilidad de una ladera mantiene cortados la mayor parte de la acera y del carril bici desde mayo. Los trabajos de consolidación cierran al tráfico dos de los cuatro carriles

La empresa constructora de la Vía Perimetral de Teruel, Acciona, inició ayer los trabajos de consolidación de las laderas para evitar los desprendimientos que, desde el pasado mes de mayo, mantienen cortado el carril bici y las aceras de la Fuenfresca a San Julián. Las obras de estabilización, con una duración aproximada de dos semanas, mantendrán cortados los dos carriles de circulación en sentido Carretera de Alcañiz-Avenida de Sagunto desde la rotonda de acceso a San Julián.

La operación incluirá un desmonte de las zonas más inestables para garantizar la seguridad de peatones y ciclistas. A continuación, se instalará una escollera en un tramo de 20 metros de talud. También podría colocarse, en otros 200 metros, una malla de sujeción. Los trabajos empezaron con la retirada de las vallas que separan la calzada del carril bici así como del mobiliario urbano para su reposición una vez finalizada la obra. Además, se instalará una protección sobre el carril bici y la acera para que no sufran daños con la utilización de maquinaria pesada en las laderas.

Los desprendimientos se suman a una serie de contratiempos sufridos por la Perimetral desde su apertura al tráfico el pasado mes de abril tras una inversión de 16,5 millones de euros, aportados entre el Fondo de Inversiones y el programa europeo Urban II. Esta arteria urbana de 4 kilómetros y cuatro carriles enlaza los dos extremos de la ciudad por su borde oriental.

El concejal delegado de Tráfico, Julio Esteban, indicó que el cierre de un tramo de la Perimetral provocó que el tráfico se hiciera más denso en el principal eje urbano -Avenida de Sagunto-rondas-Carretera de Alcañiz- y en el barrio de San Julián. Esteban añadió que, "aunque cuando está abierta con normalidad parece que no repercute en el resto de la ciudad, al cortarse se detectó una mayor congestión circulatoria en otras vías". El edil añadió que a primera hora de la mañana algunos automovilistas retiraron las vallas que cortaban el paso al tramo en obras y hubo que reponerlas.

El presidente de la Asociación de Vecinos de la Fuenfresca, Joaquín Villarroya, indicó que ha recibido quejas vecinales "por no poder usar las aceras y el carril bici, pero sobre todo porque es inadmisible que la Perimetral se abriera en estas condiciones, cuando ya se veía desde el principio que existía riesgo de desprendimientos".

Villarroya consideró, no obstante, que se ha elegido "la mejor época" para los trabajos de consolidación por la menor intensidad del tráfico. A su juicio, "bienvenidas sean las obras si sirven para resolver el problema, aunque será inevitable que generen molestias a peatones y conductores".

Etiquetas