Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

Los trabajos para convertir la Baronía de Escriche en hotel de lujo empezarán en junio

Algunas empresas hosteleras del territorio han mostrado ya su interés por gestionar el complejo turístico.

Las obras de transformación de la Baronía de Escriche en un complejo turístico y de ocio de lujo comenzarán a mediados del próximo mes de junio, después de que la Diputación de Teruel y el Gobierno de Aragón, que han formado una sociedad para el desarrollo de este proyecto, hayan adjudicado los trabajos a la empresa Acciona Infraestructuras S. A.

El objetivo de ambas instituciones es recuperar un emblemático edificio del siglo XVI que se está deteriorando por momentos y aprovechar las posibilidades turísticas de un paraje natural de gran valor, con fuentes, pinares y sabinares. El proyecto ha devuelto la esperanza a los 92 vecinos de Corbalán, el municipio al que pertenece la Baronía, que con una economía basada en la agricultura y la ganadería han visto cómo en las últimas décadas la población emigraba provocando el cierre de los servicios, entre ellos la escuela.

Acciona realizará la primera fase de las actuaciones, que consistirá en consolidar el edificio y en extraer y almacenar las curiosas pinturas murales que decoraban las estancias y que van a ser restauradas en una segunda fase. La empresa realizará esta intervención con un presupuesto de 2.199.178 millones de euros, lo que supone una baja del 21,3% sobre la base de licitación, fijada en 2.795.446 millones. La constructora ha reducido también el plazo máximo de ejecución y entrega de las obras, que pasa de 15 a 12 meses.

Equipamiento

En una siguiente fase se hará la redistribución interna del edificio, conocido también como la Casa Grande, se construirá un inmueble anexo y se llevará a cabo el equipamiento de todas estas instalaciones. El complejo hotelero contará con 24 habitaciones y diversas salas de estar en las que se podrá disfrutar de la arquitectura y características de la Baronía de Escriche.

La adjudicación de las obras supone, según indicó ayer el presidente de la Diputación de Teruel, Antonio Arrufat, el "impulso definitivo" al proyecto, del que se empezó a hablar hace más de 15 años y cuya tramitación lleva en marcha desde 2001.

Arrufat destacó la necesidad de actuar urgentemente en el edificio del siglo XVI, al que durante años, debido al mal estado de sus elementos de cerramiento, ha podido acceder cualquier persona. El presidente de la Diputación turolense explicó que, además, las persistentes lluvias que se vienen registrando este mes, "le han tenido que ir muy mal a la construcción".

El gerente del Instituto Aragonés de Fomento (IAF) y miembro del consejo de administración de la sociedad creada para desarrollar el proyecto, Antonio Gasión, abundó en que el plan para poner en valor la Baronía de Escriche "es ya una realidad que no admite marcha atrás". Gasión añadió que es ahora cuando el proyecto "toma vida" y que en un año la Casa Grande estará consolidada y las pinturas murales desprendidas de su soporte y almacenadas para su restauración en una segunda fase del plan.

Con antelación al inicio de la rehabilitación del edificio principal de la Baronía de Escriche, la Diputación de Teruel y el Gobierno aragonés han acondicionado el camino de acceso, de siete kilómetros de longitud, que arranca de la carretera A-226. Está en marcha también la canalización del agua y la electrificación del futuro complejo.

Antonio Arrufat mostró su preocupación por hallar la fórmula para que la ejecución de las dos fases previstas se lleve a cabo sin interrupción y con la mayor agilidad. Según señaló, ya ha habido varias empresas hosteleras que se han interesado por la gestión del complejo turístico, todas ellas del territorio aragonés. El proyecto descarta la construcción de una urbanización y un campo de golf previstos inicialmente. "Restauramos un edificio para darle valor. Levantar una urbanización a su lado, es restárselo y eso no nos interesa", dijo Arrufat.

Etiquetas