Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TRÁFICO/TERUEL

Prisión sin fianza para un conductor implicado en un accidente tras habérsele retirado el carné    

El juzgado de Instrucción número 2 de Teruel también ha retirado el carné a un turolense que circulaba a 148 km/h en una zona de 50. El joven, de 21 años, conducía por una vía urbana y triplicaba el límite de velocidad permitido. La conducta ha sido considerada de riesgo y se ha retenido el vehículo hasta que la sentencia sea firme.

El juez titular del Juzgado de Instrucción número uno de la ciudad de Teruel decretó prisión provisional, comunicada y sin fianza para Miguel Ángel C.H., quien se vio implicado en un accidente de tráfico y que tenía prohibido conducir hasta 2011.

El individuo ha cometido, presuntamente, un delito contra la seguridad del tráfico y un quebrantamiento de condena. Los hechos tuvieron lugar en la carretera A-2515, en el municipio turolense de Cella, cuando colisionó lateralmente con otro turismo, hiriendo cinco personas, una de ellas de gravedad.

Miguel Ángel C.H., natural de Teruel y de 36 años de edad, resultó herido en el accidente y este viernes prestó declaración, tras lo cual fue conducido al Centro Penitenciario de Teruel.

Miguel Ángel C.H., que cuenta con varios delitos de quebrantamiento de condena y varias causas por conducción bajo influencia del alcohol, tenía retirado el carnet de conducir por mandamiento judicial hasta el día 19 de diciembre de 2008, día en que debía comenzar a cumplir con un nuevo mandamiento judicial de retirada del permiso de conducir que debía prolongarse hasta el año 2011.

Posible carrera ilegal

 

Por otro lado, el juzgado de Instrucción número 2 de Teruel ha acordado, como medidas cautelares, retirar el carné de conducir y el permiso de circulación y retener el vehículo, hasta que haya sentencia firme, a un joven de 21 años que fue sorprendido circulando a 148 kilómetros por hora en una zona limitada a 50.

En la resolución, el juez considera que, según los indicios, el acusado, Brayan V.F., conducía a gran velocidad por una vía urbana, con desprecio a la vida de otros usuarios y con "manifiesta inconsciencia de las posibles consecuencias de su actuación", y que existen "severas sospechas" de que participaba en un carrera ilegal con otros conductores.

Estima que, con independencia de la gravedad de los hechos, y sin prejuzgar el resultado del procedimiento, se debe garantizar que quien aparentemente carecía de la educación vial suficiente para regular su conducta a unas normas básicas de convivencia no pueda reiterar esa conducta hasta que se determine su presunta responsabilidad, bien por condena, bien por absolución.

Para el juzgado, es proporcional la retirada del carné -al tener relación directa con los hechos y garantizar además la vida del acusado-, y la inmediata retención y entrega del permiso de circulación del vehículo, dado que podría acordarse en su día su decomiso.

Por el alto riesgo de reiteración de su conducta y para garantizar la efectividad de la posible sentencia que se dicte, el juzgado acuerda como medida cautelar, ante la que cabe recurso, la retirada del carné de conducir y prohibición de conducir vehículos a motor, y la retirada del permiso de circulación y retención del vehículo -un Seat León matrícula 6021-FNS- hasta que haya sentencia firme.

El mismo juzgado ha acordado, también cautelarmente, retirar el carné de conducir a Pascual B.P., quien, según el atestado de la Policía Local de Teruel, fue sorprendido circulando a 123 kilómetros hora en una vía urbana limitada a 50.

Etiquetas