Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

Operación de asfaltado urgente para mejorar el acceso a 22 núcleos rurales de la provincia

Los municipios menos poblados soportan carreteras con deficiente señalización, estrechas y llenas de baches.

Veintidos núcleos rurales de la provincia se verán beneficiados con el plan de mejora de accesos que van a poner en marcha de forma inmediata el Gobierno aragonés y la Diputación de Teruel. La iniciativa persigue acabar con el deterioro que presentan las carreteras de los municipios menos poblados, que supone un lastre para el desarrollo económico de los mismos y el asentamiento de nueva población.

Se trata de carreteras, como la de entrada a Orrios, que no tienen marcas viales, lo que hace que en días de niebla los vehículos se salgan de la calzada al menor despiste. Otras, como la que une Villaspesa y Cubla, están llenas de baches y su anchura es insuficiente para el paso de dos vehículos. También las hay con el firme tan desgastado por el paso del tiempo y las heladas, como la que va de La Portellada a Fórnoles, que dentro de poco resultarían intransitables de no acometerse ahora una reparación.

En la mayoría, la última reforma importante se llevó a cabo hace ya 15 ó 20 años. Desde entonces solo se han hecho pequeñas tareas de mantenimiento. La actuación programada ahora por la DGA y la Diputación Provincial de Teruel, que contempla principalmente labores de refuerzo del firme, contribuirá a la buena conservación de estas infraestructuras.

Vitales para el desarrollo

"Son pequeños tramos de carreteras que registran, comparados con otras vías, muy poco tráfico, pero que para nosotros son vitales ya que de ellos depende nuestro desarrollo económico. Eso tienen que verlo las administraciones", manifestó el alcalde de Orrios, Daniel Marzo.

El alcalde de Orrios lamentó que cada año "las competencias de los ayuntamientos son mayores y, sin embargo, los ingresos se van reduciendo", lo que impide a los pequeños municipios desarrollar por iniciativa propia mejoras en sus distintas infraestructuras. Con menos de 200 habitantes, el consistorio de Orrios apenas recauda impuestos y necesita del apoyo de las instituciones para poder ofrecer servicios a sus vecinos.

"Con 260.000 euros anuales de presupuesto municipal, justo nos viene para mantener las redes de abastecimiento de agua. Si las carreteras no las mejoran otras administraciones, se quedarán como están", declaró Marzo, quien reclamó también apoyo institucional para lograr que lleguen a los núcleos rurales nuevos pobladores.

La alcaldesa de Villaspesa, Gloria López, recordó que la carretera que une esta pedanía de Teruel con Cubla, la TE-V-6014, lleva 15 años sin una renovación de su asfalto, lo que ha motivado que esté llena de "agujeros". Advirtió que a la hora de acometer la mejora en la travesía urbana, el firme antiguo debería ser levantado para evitar que quede más alto que la entrada a las viviendas y el agua de la lluvia se meta dentro, un problema que ya se está registrando en algunos puntos.

Por su parte, el alcalde de Mosqueruela, Ángel Fabregate, aplaudió el proyecto de reforzar el firme de la carretera que une esta localidad con Mosqueruela, pero subrayó que la vía realmente importante para los vecinos es la que conduce hasta La Iglesuela del Cid ya que por ella llega el turismo.

Convenio

El Gobierno aragonés y la Diputación de Teruel aportarán cada uno 600.000 euros para financiar este plan de choque de mejora de accesos a núcleos rurales en Teruel. Fuentes de la DGA explicaron que un convenio de este tipo facilita a las diputaciones provinciales el arreglo de las redes de carreteras de su titularidad, a menudo tan extensas que requieren continuas inversiones no siempre asumibles por la institución provincial. Las mismas fuentes señalaron que la ejecución del plan será rápida, pues no exige una compleja tramitación.

Etiquetas