Despliega el menú
Teruel

TERUEL

La reforma de la plaza del Mercado como espacio de ocio juvenil costará 7,5 millones

En dos sotanos y un semisótano habrá un rocódromo, una gran sala multiusos, cafetería y locales comerciales.

La plaza de Domingo Gascón o del Mercado de Teruel se transformará en un espacio de ocio infantil y juvenil con el proyecto aprobado ayer por la sociedad municipal Urban Teruel S. A., que comportará una inversión de 7,5 millones de euros. Las obras, financiadas por la DGA, podrían iniciarse antes de terminar 2008 con la demolición del edificio del Mercado Municipal y las excavaciones, que serán muy complicadas al realizarse en un espacio urbano rodeado de edificios.

La nueva plaza se organizará en cuatro niveles: el superior consistirá en una plataforma ligeramente elevada sobre la calle, un semisótano y dos sótanos. El concejal delegado de Urbanismo, Luis Muñoz, explicó que los contenidos están pensados para generar una oferta de ocio juvenil e infantil. La planta inferior cuenta con un espacio multiusos de 701 metros cuadrados que dispondrá de gradas móviles y que podría destinarse a pista de patinaje sobre ruedas u otras actividades deportivas no competitivas. También servirá para actos culturales, como teatro o conciertos cuando, por la meteorología, no puedan realizarse al aire libre. Muñoz agregó que también podría dar cabida a actos de Las Bodas de Isabel de Segura si el mal tiempo impide su celebración en la calle.

En el primer sótano, se instalará un rocódromo y una cafetería -podría ser un establecimiento de comida rápida- para el público juvenil que tendrá vistas a la sala multiusos inferior. El semisótano incluirá una sala multiusos para actos culturales de 135 metros cuadrados y cuatro locales que podrían destinarse a comercios para el público joven. En total, las tres plantas subterráneas sumarán 2.318 metros cuadrados útiles.

El diseño sigue criterios de sostenibilidad; incluye placas solares en la superficie para producción de agua caliente y prevé la recogida de las aguas pluviales para su aprovechamiento. La plataforma superior estará situada a un metro y medio sobre el nivel de las calles perimetrales para impedir el paso de vehículos, aunque Muñoz se mostró partidario de restringir el tráfico al máximo.

El pavimento se realizará con granito en la prolongación de la calle del Tozal, mientras que en la plataforma superior -solo para peatones- se utilizarán otros materiales como el caucho, que tendrá vivos colores. Además, los actuales árboles se mantendrán. El concejal señaló que, para evitar el aspecto gris que predomina en otros espacios reformados del Centro Histórico, se usarán también grandes maceteros como los colocados en la plaza de San Juan.

El Ayuntamiento y la DGA estudian realizar una separata del proyecto para acometer por separado y en una primera fase la demolición del actual Mercado Municipal y las excavaciones necesarias, que alcanzarán los 15 metros de profundidad y que deberán garantizar la estabilidad de las casas colindantes.

La reforma precisa de la aprobación de la Comisión Provincial del Patrimonio y requiere de una modificación del planeamiento urbanístico del Centro Histórico. Luis Muñoz explicó que, para agilizar estos trámites previos a la obra, el proyecto ya ha sido remitido a la Gerencia de Urbanismo y a Patrimonio.

Ladera de la estación

El último capítulo para el acondicionamiento de la ladera de la estación de autobuses costará 150.000 euros, destinados a la recuperación de la vegetación y de los senderos y escaleras previstos para el uso peatonal. Esta inversión se suma a la realizada anteriormente para convertir este espacio en zona verde -con cargo al programa europeo Urban II- y a las posteriores obras de consolidación del área debido al riesgo de deslizamientos del terreno.

El proyecto "urgente" para recuperar la ladera ha sido remitido a la Comisión Provincial del Patrimonio, al afectar al entorno del Centro Histórico. El concejal de Urbanismo reconoció que todavía no se ha concretado la fórmula de financiación de las reparaciones. Muñoz añadió que la obra inicial todavía no ha sido recibida por el Ayuntamiento. Aclaró, no obstante, que la inestabilidad de la ladera generó un problema imprevisto por el que no cabe depurar responsabilidades.

Etiquetas