Despliega el menú
Teruel

TERUEL

El juez sancionado cesa y no habrá otro titular hasta dentro de seis meses

Hay 300 sentencias pendientes para cuya resolución habrá que repetir los juicios. El TSJA no prevé poner ahora un juez de refuerzo y cubrirá la plaza con un concurso de traslado.

Los más de 300 asuntos del Juzgado de lo Social de Teruel que están pendientes de resolución debido al retraso del magistrado titular, algunos de ellos con una demora acumulada de dos años, aún tardarán bastante tiempo en empezar a salir. El Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) no ha previsto por el momento otra medida que esperar a que la plaza del juez, vacante desde que el pasado miércoles se hiciese efectivo el cese acordado por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), se cubra mediante el correspondiente concurso de traslados, un trámite que llevará varios meses.

Ante la gravedad de la situación, puesto que cientos de trabajadores y empresarios, así como varios letrados de la provincia, están afectados por la demora de las sentencias, el Colegio de Abogados de Teruel propuso al TSJA que nombrase urgentemente un juez de refuerzo que se hiciera cargo de los asuntos bloqueados. El Colegio estima que esta solución acabaría con todos los problemas ya que, para los casos nuevos que van entrando, el Juzgado de lo Social cuenta desde hace algunos meses con un juez sustituto, que fue llamado ya cuando el ahora cesado, José Luis Eduardo Morales, cogió una baja médica.

Sin embargo, desde el TSJA afirmaron ayer que el concurso de traslados es "la única solución posible" y que nombrar un juez de refuerzo ahora sería "complicar más las cosas". Las mismas fuentes añadieron que será el nuevo magistrado titular quien tenga que pedir, una vez en posesión de su plaza, personal de apoyo si lo considerase necesario.

A concurso

Así las cosas, ahora hay que esperar a que concluya el actual concurso de traslados -se encuentra en las últimas fases-, en el que no figura la plaza de Teruel. A continuación, en el plazo máximo de tres meses, deberá convocarse uno nuevo en el que ya saldrá la vacante turolense. Este trámite suele resolverse en un plazo que oscila entre el mes y medio y los dos meses. Habría que sumar alguna semana más necesaria para que el nuevo magistrado se instale en Teruel y tome posesión de su cargo. Si por el medio llega el verano, los plazos se alargarán debido a las vacaciones.

Lo anterior es válido si algún magistrado opta a la plaza del Juzgado de lo Social de Teruel. Si nadie se presenta, el TSJA recurrirá entonces a un ascenso forzoso de juez a magistrado con destino a Teruel. "El asunto no está parado. Los tiempos pueden parecer largos, pero es que antes de que el magistrado titular no fuera cesado no se podían realizar gestiones y eso ha ocurrido hace apenas unos días", indicaron desde el TSJA. Por otro lado, la Sala de Gobierno de este Tribunal ha empezado a valorar la posibilidad de que el nuevo magistrado reclame un juez de refuerzo a fin de que, si así ocurre, no haya más demoras.

"Celeridad"

La decana del Colegio de Abogados, Lucía Solanas, reclamó ayer "celeridad" en la búsqueda de una solución para el Juzgado de lo Social. "Vemos muy buena voluntad, pero lo que resulta urgente ahora es nombrar a un juez de refuerzo que empiece ya a ver los asuntos pendientes", dijo Solanas. Como la ley fija que las sentencias deben ser dictadas por el juez que ha visto el caso, será necesario repetir todos los juicios pendientes de fallo, algo que resultará largo y complejo, puesto que habrá que buscar de nuevo a los testigos y a los peritos.

Fuentes sindicales criticaron ayer que la Justicia aún no haya arbitrado una solución para desatascar el Juzgado de lo Social, cuando el CGPJ acordó suspender de empleo y sueldo a Morales durante un año hace ya 20 días, el pasado 12 de marzo.

Etiquetas