Despliega el menú
Teruel

TERUEL

El Ayuntamiento protegerá su sistema operativo tras el ataque del pirata informático

Montará un segundo servidor y encarga un informe de seguridad, dos medidas incluidas en el proyecto Ciudad Digital contratadas antes de la incursión de un hacker que borró la base de datos

El Ayuntamiento de Teruel ha encargado un informe sobre la seguridad de su sistema informático y dispondrá en breve de un segundo servidor, dos iniciativas enmarcadas en el programa Teruel Digital, cofinanciado por el Ministerio de Industria y destinado a fomentar el uso de las nuevas tecnologías con una inversión de 6 millones de euros. Estas medidas servirán para evitar nuevos ataques de hackers como el registrado el pasado día 11 de enero, que se saldó con el borrado de la base de datos municipal, que afortunadamente pudo recuperarse a partir del duplicado que realiza a diario.

La concejala delegada de Modernización Administrativa, Ana Verdejo, señaló ayer que el segundo servidor, que entrará en servicio en breve, y la consultoría sobre seguridad informática ya habían sido acordados con anterioridad al ataque del hacker y, además de reforzar la protección de los sistemas informáticos, incrementarán su capacidad de trabajo y almacenamiento de datos.

La consultoría analizará la situación de las redes informáticas y propondrá medidas que refuercen su protección. El segundo servidor entrará en servicio en breve y servirá para que la información introducida se duplique automáticamente. Las obras necesarias se han realizado ya en el Ayuntamiento y los equipos han sido también contratados.

Investigación dificultosa

La concejala se mostró escéptica sobre las posibilidades que existen de identificar y detener al autor del ataque informático. Señaló que, en caso de que la operación se realizará a través de algún ordenador de uso público, como los instalados en cibercafés, la expectativa de localizar al responsable es prácticamente nula. "En cualquier caso, la investigación tardará mucho tiempo", indicó.

La investigación policial, que se prevé laboriosa y de larga duración, corre a cargo de la Brigada de Delitos Tecnológicos de la Policía Nacional, con base en Madrid. Ana Verdejo señaló que, previsiblemente, se precisará de una autorización judicial para conocer al titular de la cuenta de correo electrónico de la que partió el ataque informático. Las averiguaciones policiales intentan seguir el rastro que el 'hacker' pudo dejar a través de Internet.

La concejala consideró poco probable que el hacker realizara una copia de la base de datos municipal antes de destruirla. En cualquier caso no se ha detectado ninguna utilización indebida de esta información, acumulada a lo largo de años y que incluía datos fiscales y el padrón municipal, entre otras informaciones.

Verdejo señaló que todo apunta a que el episodio registrado el pasado 11 de enero responde más a una "acto vandálico" que a una operación con otros intereses. El autor demostró, no obstante, un nivel de preparación muy alto.

El ataque del hacker se produjo un viernes por la tarde, antes de que se realizara la copia de seguridad diaria, con lo que la información procesada durante la jornada se perdió y tuvo que ser repuesta. Entre las medidas para evitar que episodios así puedan repetirse, figura un cambio de las claves de acceso a la red municipal y el adelanto de la hora en que se efectúa la copia de seguridad.

La eliminación de la base de datos apenas afectó a la actividad administrativa municipal porque, salvo la información incorporada el mismo día 11, el resto pudo obtenerse de la copia de seguridad que se actualiza a diario. El borrado fue comunicado a todos los grupos municipales y denunciado en la Comisaría de la Policía Nacional.

Etiquetas