Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Sucesos

El joven que atropelló mortalmente a un ciclista dice que solo tomó dos cervezas y "controlaba"

El juicio contra Carlos Martín, quien se enfrenta a una petición de pena de cinco años de prisión por conducción temeraria, quedó ayer visto para sentencia.

Carlos Martín, que está en prisión por hechos anteriores, llegando ayer al Juzgado de lo Penal.Jorge Escudero

Carlos Martín, el joven que tenía 22 años cuando la mañana del 16 de julio de 2017, después de haber estado de fiestas en Gea de Albarracín, atropelló mortalmente con su coche al ciclista de Cella José Lorenzo Albelda mientras este circulaba junto a un amigo por la variante Norte de Teruel, dijo ayer en el juicio que la noche anterior solo había tomado 2 cervezas y que se había echado a dormir "un poco" en una peña, pero que "controlaba perfectamente la velocidad" de su vehículo. Explicó que vio a los dos ciclistas, si bien, cuando empezaba a adelantarles, Albelda, quizá al ver a algún animal, se salió del arcén entrando en la calzada.

Sus palabras contrastaron con las de los dos agentes de la Guardia Civil que aquel día acudieron al lugar del suceso y que ayer testificaron en la vista oral. Según dijeron, el accidente tuvo lugar en una recta "con mucha visibilidad" pero, pese a ello, Martín no llegó a percibir la presencia de los dos ciclistas, puesto que no se encontraron en el lugar huellas de los neumáticos en la carretera ni señales de que el conductor hubiera hecho maniobras para evitar el atropello.

Tras salirse de la vía, entrar en el arcén por donde iban los ciclistas y embestir por detrás la bicicleta de Albelda, este fue arrastrado por el coche durante 15 metros y luego proyectado fuera de la carretera, explicaron los agentes. Después, el vehículo dio bandazos de un lado a otro de la vía, golpeando en las biondas, hasta detenerse 300 metros más adelante. Ambos guardias civiles atribuyeron el accidente a un posible exceso de velocidad y a la distracción del conductor por "somnolencia" provocada por un "cóctel de alcohol y drogas". Los agentes afirmaron que, al tomarle declaración, les llamó la atención la tranquilidad y "anormal" relajación del ahora procesado, que presentaba párpados caídos, "como en un estadio previo a dormirse".

Tras el atropello, el automovilista dio positivo a las pruebas de alcoholemia con 0,31 y 0,28 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, frente al 0,25 permitido como máximo. Sin embargo, la abogada de la defensa, María Lahoz, que pide para su representado la libre absolución, argumentó en sus conclusiones que la antigüedad del alcoholímetro obligaba a aplicar un índice de corrección que reduce a 0,25 el nivel de alcohol hallado en Carlos Martín, "y ahí no hay sanción ninguna".

Los resultados de las muestras de sangre dieron positivo en el consumo de cannabis, cocaína y éxtasis, si bien la defensa adujo que estos datos debieron ir acompañados de un reconocimiento e informe médico-forense sobre las condiciones de su defendido que no se realizaron. "No hay prueba de cargo", concluyó Lahoz.

El ciclista que acompañaba a Albelda a menos de un metro de distancia y que declaró como testigo, señaló que no oyó la llegada del coche sino solo el ruido del impacto contra la bici de su amigo.

El acusado se enfrenta a una petición de pena de 4 años de prisión por parte de la Fiscalía, que considera a Martín responsable de un delito de homicidio por imprudencia grave en concurso con otro contra la seguridad vial. El fiscal, que en sus conclusiones llamó la atención sobre el elevado número de ciclistas que mueren atropellados en las carreteras en Aragón, pide, además, que se le prive del carné de conducir y que indemnice a la familia de Albelda con algo más de medio millón de euros.

La acusación particular, ejercida por los familiares del fallecido, representados por el abogado José Paulino Esteban, solicita que Carlos Martín sea condenado a cinco años de prisión por conducción temeraria con resultado de muerte, así como que le sea retirada la licencia para conducir durante 10 años. Esta parte pide que se le imponga al acusado una multa de 13.000 euros y reclama una indemnización de 600.000 euros.

Martín, que se encuentra en prisión por hechos cometidos anteriormente –tiene antecedentes por participar en una pelea y por un delito contra la seguridad vial y atentado a la autoridad– pidió "disculpas" y dio el "pésame" a la familia del fallecido, que tenía 43 años cuando murió y dejó viuda y dos hijos de 16 y 11 años. Al abandonar la sala, el acusado recibió el abrazo de sus padres, que acudieron al juicio para apoyarle.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo