Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

AGUA

Se han terminado 87 depuradoras y ya se trata el 78% de las aguas residuales

Otras 16 estaciones están en obras y 28 aún no se han empezado a construir, todas dentro del plan especial lanzado en 2004.

Aragón sanea en la actualidad casi una tercera parte más de vertidos que hace seis años. Durante ese tiempo, el Departamento de Medio Ambiente de la DGA ha terminado 87 de las 131 depuradoras de su primer plan especial de saneamiento, lo que, unido a la entrada en servicio de otras 15 plantas impulsadas por distintas administraciones, ha provocado que el porcentaje de vertidos tratados haya subido del 60 al 78%.

Según los últimos datos facilitados por el Instituto Aragonés del Agua, cuando todas las obras del plan especial estén en funcionamiento la Comunidad ya depurará el 80% de los vertidos, cifra que seguirá creciendo conforme se desarrolle la depuración integral en el Pirineo. Ese segundo programa permitirá llegar al 91%, y el 100 por 100 se alcanzará con el tercer y último plan, el que deberá llegar a los 851 pequeños núcleos restantes.

En 2004, cuando el Gobierno de Aragón lanzó el plan especial, en la Comunidad había 35 depuradoras. A esas estaciones se le fueron sumando las 15 ya mencionadas, de forma que a mediados de 2007 el número de plantas de tratamiento ya había llegado a 50.

A finales de ese año se inauguraron las primeras depuradoras del plan especial, y desde entonces el goteo de nuevas instalaciones ha sido incesante. En la actualidad ya se han puesto en servicio 84 actuaciones, a las que hay que sumar otras 3 que están terminadas aunque se encuentran en periodo de pruebas.

La mayoría de esas obras (74) corresponden a alguna de las siete zonas del plan especial que se adjudicaron en diciembre de 2005. De ese primer paquete de 77 depuradoras solo hay una que no se haya empezado todavía: la de Moros (Zaragoza), cuyo final está previsto para diciembre de este mismo año.

Además, también se han terminado 13 de las 17 instalaciones adjudicadas en una segunda fase en julio de 2006 -otras tres zonas-. Siempre según los datos del Instituto Aragonés del Agua, las otras 4 están en obras y se acabarán entre febrero y junio.

Las zonas con más retraso

Por último, la fase del plan especial que acumula mayor retraso es la que se adjudicó en octubre y noviembre de 2008. De nuevo fueron tres zonas con un total de 37 depuradoras, y ninguna de ellas se ha terminado todavía: 10 están en obras y el resto ni siquiera se han comenzado.

Entre esas áreas especialmente retrasadas está la comarca del Matarraña. En ella se van a construir 16 plantas de tratamiento aún sin empezarse: las de Aguaviva, Mas de las Matas, Torrecilla de Alcañiz y Castelserás, Valdealgorfa, Cantavieja, Castellote, Iglesuela del Cid, Maella, Nonaspe, Beceite, Calaceite, Cretas, La Fresneda, Mazaleón, Peñarroya de Tastavins y Valderrobres.

La otra zona con mayor demora es la de la Ribagorza, con 14 depuradoras. Son las de Arén, Benabarre, Castejón de Sos, Berbegal, Estadilla, El Grado, Peralta de Alcolea, Salas Bajas, Fonz, Altorricón, Camporrells, Castillonroy, Esplús y San Esteban de Litera. De todas ellas, solo se han comenzado cuatro.

En total, el plan especial de depuración -que según las primeras previsiones debería haberse acabado en 2007- supondrá la construcción de 131 estaciones de tratamiento y más de 500 kilómetros de colectores. El coste de construir y explotar todas esas instalaciones durante los próximos 20 años se presupuesto en unos 1.060 millones de euros.

Etiquetas