Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Blog - Tinta de Hemeroteca

por Mariano García

Savia aún sigue pendiente de la querella contra otra empresa con pérdidas millonarias

La sociedad llevó a los tribunales por siete delitos al ex presidente de Athenia, radicada en Escucha y que dejó de operar en 2007.

El proceso arbitral emprendido por la sociedad mixta Savia Capital Atracción contra la sociedad gestora de inversiones de capital riesgo Möbius ha puesto sobre la mesa las vicisitudes en la gestión de varias empresas. El laudo arbitral emitido el pasado 19 de noviembre hace responsable a Savia de las pérdidas millonarias de seis sociedades en las que participó, entre ellas Athenia.

Esta empresa metalúrgica, radicada en la localidad turolense de Escucha, estaba especializada en la transformación de hierro (estructuras para cimentación) y dejó de operar en el verano de 2007 tras presentar un expediente de extinción de empleo que afectó a 27 trabajadores. Savia participaba con un 38% del capital en la compañía, cuya mayoría (un 60%) correspondía a un empresario italiano, Giovanni Londero, que fue presidente de Athenia.

La gestión de esta sociedad no estuvo exenta de polémica. De hecho, el sindicato CC. OO. atribuyó la extinción de la empresa, entre otras razones, a la "mala gestión". Savia presentó una querella criminal contra Londero por presuntos delitos societarios, de estafa, apropiación indebida, falsedad e insolvencia punible y contra la Hacienda pública. Esta querella está todavía en curso.

En otro pleito planteado por otra de las empresas con pérdidas, Vitro Teruel, ubicada en Monreal del Campo (Teruel), Savia ganó la querella el pasado mes de mayo contra su consejero delegado, Pedro José Jódar, por un delito societario. El fallo favorable, sin embargo, no implicó que Savia pudiera recuperar los 2,5 millones de euros invertidos. El juez impuso a Jódar una multa, pero el delito por el que fue condenado no acarrea ningún tipo de indemnización.

Servicios no prestados

Savia acusó al consejero delegado de Vitro Teruel, empresa dedicada a la producción de vidrio hueco, de haber contratado a su sobrino para coordinar las obras de construcción de la nave industrial de la compañía, que, sin embargo, nunca se llegaron a prestar.

La sociedad mixta también acusó a Jódar de haber contratado servicios a dos empresas, una de limpieza y otra de formación, vinculada a su propia familia, por importes muy superiores al de mercado, así como de haber distraído hasta 16.000 euros de la empresa a su propia cuenta.

Lo que el juez no estimó es que hubiera falsedad documental, a pesar de que Savia le acusó de haber falsificado la firma del presidente de la sociedad para girar un pagaré por 22.125 euros.

No obstante, la mayor parte de las pérdidas acumuladas corresponden a Composite Aeronautic Group, CAG, (más de 10 millones de euros), que es el caso en el que se ha saltado el intento de la DGA de ocultar la quiebra de la empresa, destinando 2,2 millones de euros a través de Savia Capital Atracción cuando ya se había decidido el cese de la actividad.

Los otros tres casos afectaron a la sociedad Poliamidas (casi dos millones de pérdidas) en la que ya se detectaron problemas en la construcción de sus instalaciones en Barbastro; Zitralia, dedicada al software e instalada en el parque tecnológico Walqa en Huesca, con un millón de euros en pérdidas, y Aegis, empresa también de software y ubicada en Walqa, con un millón de euros perdidos por parte de Savia. Estas dos últimas compañías, Zitralia y Aegis, continúan operando en la actualidad.

Etiquetas