Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

INTERIOR

Rubalcaba afirma que la seguridad en la Expo marcha "bien" pero prefiere ser "cauto"

El ministro del Interior presidió la toma de posesión del nuevo jefe de la VIII zona de la Guardia Civil (Aragón), el general Rafael Ferrera Corraliza, quien en su discurso apostó por la colaboración entre Fuerzas Seguridad.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha afirmado que la seguridad en la Exposición Internacional de Zaragoza marcha "bien", aunque ha preferido mostrarse "cauto", porque "quedan unos cuantos días".

En declaraciones a los medios de comunicación en la localidad zaragozana de Casetas, después de presidir la toma de posesión del nuevo jefe de la VIII zona de la Guardia Civil (Aragón), el general Rafael Ferrera Corraliza, el titular de Interior ha dicho que cuando acabe la muestra internacional "será el momento de hacer una valoración global".

No obstante, ha reconocido que, "de entrada, las cosas marchan bien" y "todo está funcionando" como se había previsto y, si es así, "es por la profesionalidad de quienes desarrollan la tarea: Policía, Guardia Civil y, en su caso, las unidades del Ejército que nos están ayudando".

Rubalcaba ha preferido mostrarse "cauto", porque "aún quedan unos cuantos días" para el cierre del recinto de la muestra, si bien ha subrayado que "las fuerzas de seguridad están cumpliendo su tarea" y varias encuestas demuestran que "los ciudadanos valoran de manera muy positiva todo lo que es la seguridad de la Expo".

Sobre el estado de la comisaría del recinto de Ranillas, el ministro ha señalado que "está diseñada de tal forma que durante la Expo cubre las necesidades de seguridad de la propia Expo", ya que "ahí están los centros de coordinación", pero ha resaltado que cuando acabe el evento "pasará a ser una comisaría de distrito y se dotará oportunamente".

Otra de las cuestiones a las que se ha referido el titular de Interior ha sido a la situación de los cuarteles de la Guardia Civil en los pueblos, sobre todo en verano ante la falta de personal, y ha resaltado que "nadie en España, ningún ciudadano, está desatendido ni en verano ni en invierno".

Durante el periodo estival "la distribución de las Fuerzas de Seguridad se adecúa a las necesidades de la seguridad del conjunto de los ciudadanos", ha advertido Rubalcaba, quien ha indicado que "hay zonas donde el verano no plantea especiales dificultades", pero hay otras donde se tienen "muchas dificultades", por lo que es allí donde "hay que llevar más fuerzas".

 

En pro de la justicia y la libertad

 

Por su parte, el general Ferrera, quien sustituye en el cargo a Antonio Fernández García, ha recordado que fue precisamente en Zaragoza donde comenzó su trayectoria profesional, en 1975, y por ello se ha mostrado muy agradecido por el nombramiento como jefe de la Guardia Civil en la Comunidad aragonesa.

En su alocución se ha dirigido a todos los guardias civiles que integran la zona, "responsables de garantizar y procurar a los ciudadanos, de manera activa, la seguridad que engloba valores y derechos tan fundamentales y esenciales para la convivencia como la paz, la justicia y la libertad".

Para conseguir estas metas -ha proseguido- se requiere más que nunca "espíritu de entrega, vocación de ayuda a los demás, capacidad de sacrificio y orgullo por la labor que se debe realizar diariamente", pero también mejorar día a día la profesionalidad en el desempeño de las funciones, y que ésta englobe los principios de honradez, integridad, dignidad, imparcialidad y disciplina.

El general Ferrera ha apostado por la colaboración, cooperación y coordinación entre Fuerzas de Seguridad de las tres administraciones, algo "imprescindible" para conseguir mayor eficiencia en el desempeño de sus labores.

"Debemos sumar, nunca restar", ha subrayado el nuevo jefe de la Zona VIII de la Guardia Civil, quien ha ofrecido toda su dedicación para mejorar el servicio y también las condiciones de vida de los agentes, y por ello ha asegurado que su puerta la tendrá "permanentemente abierta".

Por su parte, el titular de Interior ha asegurado que los aragoneses deben sentirse "muy satisfechos" por tener al frente del cuerpo de la Guardia Civil a un profesional como el general Ferrera, quien durante toda su trayectoria "ha demostrado ser un trabajador competente" y un "magnífico general".

Ha pedido al nuevo jefe que dedique sus máximos esfuerzos a "aquellos hombres y mujeres que viven en los pueblos y aldeas, alejados de los centros urbanos", ya que para ellos "es muy importante sentir de cerca a la Guardia Civil" para "sentirse más seguros".

"No vamos a escatimar esfuerzos ni en medios ni en recursos humanos" para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, ya que se trata de "una excelente inversión" y "un esfuerzo financiero" que se transforma en "seguridad para todos los ciudadanos".

Etiquetas