Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

INFRAESTRUCTURAS

Renfe confina los trenes de su modelo más lento y viejo en la línea de Canfranc

Solo otras tres líneas tienen 'tamagochis', cuya retirada en el resto del país se completará este año en Murcia. Su reducido tamaño imposibilita reservar billetes a grupos amplios de turistas.

Renfe confina los trenes de su modelo más lento y viejo en la línea de Canfranc
Renfe confina los trenes de su modelo más lento y viejo en la línea de Canfranc
HERALDO

Renfe ha confinado los trenes de su modelo más viejo, lento y pequeño a la línea Zaragoza-Canfranc, lo que unido al lamentable estado de conservación del corredor imposibilita que el ferrocarril sea competitivo frente a la carretera. Solo mantiene los denominados 'tamagochis' en otras tres líneas con "débil tráfico", mientras los ha retirado en el resto del país. El proceso de renovación se completará este año con el recorrido entre Murcia y Cartagena, por lo que el 'canfranero' tendrá que seguir empleando cuatro horas en recorrer los casi 200 kilómetros que separan Zaragoza de la terminal pirenaica.

Fuentes oficiales de Renfe reconocieron que no hay previsión de sustituir los viejos automotores diésel de la serie 596 de la línea de Canfranc ni de las que conectan Orense y Puebla de Sanabria, Málaga y Ronda y Granada y Linares.

En el caso de Aragón, la compañía argumenta que la flota ha sufrido mejoras tras la retirada del 'tamagochi' hace más de un año de la línea de Teruel, a la que se unió la del regional más viejo que prestaba servicio hasta el verano entre Zaragoza y Pamplona/Logroño. En este último caso, era un modelo eléctrico, la serie 432, que se empezó a incorporar en 1971. Las citadas fuentes recordaron que los aragoneses disfrutan de trenes de alta velocidad con Madrid, Barcelona y Andalucía.

La base de trenes de Zaragoza contaba hasta ahora con tres automotores de la serie 596, que se vieron reforzados recientemente con otros dos que se habían retirado de Galicia. Fabricados en los años 80, sufrieron una transformación en los años 90 que los dejó con el reducido tamaño actual, que limitó su capacidad únicamente a 56 viajeros. Y de ahí viene su denominación popular.

El problema de su tamaño se acrecienta en la línea pirenaica, que por su componente turístico podría atraer viajeros. Renfe rechaza los grupos que con periodicidad piden billetes. "Cuando son más de 30 personas, los rechazan con el argumento de que copan el tren. Aunque lo nieguen, hemos perdido muchos grupos para fines de semana y vacaciones", indicaron fuentes ferroviarias.

La argumentación oficial es que los 'tamagochis' se pensaron para cubrir las líneas de débil tráfico, por lo que los 23 trenes de esta serie pasaron a circular por diez líneas regionales repartidas por todo el país. En Aragón, circularon hasta noviembre de 2009 en la línea Zaragoza-Teruel-Valencia y siguen haciéndolo a Canfranc.

Su velocidad punta es de 120 km/h, pero la media en el viaje a Canfranc baja a 58,4 km/h porque hay que sumar las limitaciones en la vía. La modernización prevista por Fomento se ha quedado en agua de borrajas, limitada al tramo Jaca-Caldearenas. Y ni siquiera en este caso ha servido para reducir unos minutos el trayecto porque no se corrigieron las curvas.

Mientras los viejos 'tamagochis' siguen viajando al Pirineo, en las líneas La Coruña-Ferrol, Madrid-Soria, Valladolid-Puebla de Sanabria o Zaragoza-Valencia circulan los trenes regionales diésel (TRD) y los flamantes 599. Alcanzan los 160 km/h y tienen 124 y 185 plazas, respectivamente. Su incorporación recortó los viajes 22 minutos respecto al 'tamagochi'.

Etiquetas