Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

PLAN DE RECORTES

Puxeu defiende el ritmo del Pacto del Agua y asegura que la crisis no parará las obras

El PP acusa a los socialistas de "haber perdido cinco años" en la tramitación. El PSOE ve avances en Biscarrués, Yesa y San Salvador.

El Pacto del Agua de Aragón cuenta, de momento, con todo el apoyo posible del Gobierno central. Al menos eso quiso asegurar ayer el secretario de Estado de Agua, Josep Puxeu, que compareció en el Senado para dar cuenta de su situación actual y garantizar que, pese a la crisis, no habrá grandes cambios. Su optimismo, la garantía de que los recortes no afectarán a estas obras y la defensa de lo hecho en esta pieza clave de Aragón fue cuestionado por el senador del PP, Roberto Bermúdez de Castro, que acusó al PSOE de haber favorecido un retraso generalizado de todo el plan de "cuatro o cinco años".

Puxeu apeló a las cifras globales para defender el compromiso del Ejecutivo socialista con esta reivindicación centenaria aragonesa. Tras asegurar que están invirtiendo a un ritmo de 15 millones de euros mensuales desde el pasado septiembre en estas actuaciones, anunció que en breve habrá novedades positivas en cuanto a Yesa. "Estamos muy próximos a empezar a trabajar en el cuerpo de la presa", aseveró el número dos del Ministerio de Medio ambiente y Medio Rural.

Y parecido con San Salvador. "Va a tope de ejecución", manifestó. "Está también a punto de arrancar el cuerpo de la presa, será en agosto o septiembre". Por si había dudas, manifestó que "se está trabajando bastante". La otra gran pata del Pacto del Agua, Biscarrués, también encontró palabras de apoyo del secretario de Estado, pero ya no aventuró nada concreto sobre sus obras.

No modifica la programación

Ante el recorte masivo de inversiones que va a acometer el Ministerio de Fomento, Puxeu aseguró que no va a ocurrir lo mismo en Medio Ambiente, al menos en los temas hídricos. Según aseguró, "van a continuar todas las inversiones de agua". Aunque algunos de los que intervinieron cuestionaron esta afirmación, Puxeu defendió que era posible y apeló para conseguirlo a que "es un tema de gestión".

El senador Bermúdez de Castro puso en cuestión la versión ofrecida por Puxeu. Denunció que ninguna de las fechas comprometidas por la ministra, Elena Espinosa, se ha cumplido y lamentó que las tres piezas a partir de las cuales ha de funcionar el Pacto del Agua de Aragón -Yesa, Biscarrués y San Salvador- sigan aún demasiado lejos en el tiempo de ser una realidad. "Ustedes plantearon unas expectativas en 2004 que no se han cumplido", manifestó tras hacer referencia a las tres obras citadas y a Lechago, Montearagón Mularroya y otras muchas actuaciones que siguen sin terminarse.

Por parte del PSOE intervino el senador oscense José María Becana, que hizo una defensa del proceso participativo que se abrió en Aragón para replantear las obras con más contestación del Pacto del Agua. "Gracias a esas dinámicas participativas y contemporáneas se pudieron resolver algunos contenciosos judiciales". Además, resaltó que las obras más relevantes tienen ya despejado su horizonte y están "a punto de resolverse". Además de hacer referencia expresa a la situación de varias actuaciones, Becana resaltó "el gran esfuerzo" que se está haciendo en la modernización de regadíos.

Plan de Cuenca del Ebro

Si hubo alguna concreción sobre el Pacto del Agua, no ocurrió así con el futuro plan de cuenca del Ebro. Puxeu se negó a dar fechas de cuándo podría estar, aunque aseguró que el proceso sigue y que va hacia adelante.

Por otra parte, el pleno de las Cortes de Aragón rechazó ayer por unanimidad, a propuesta del PP, el Plan de Gestión de cuenca Fluvial de Cataluña, su programa de medidas y el informe de sostenibilidad correspondiente.

Etiquetas