Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

SERVICIO PÚBLICO

Rechazan la gratuidad de los teléfonos públicos

La propuesta, de IU y que contó con el apoyo de PP y CHA, buscaba que todos los teléfonos relacionados con la administración tuviesen un coste cero.

El Pleno de las Cortes de Aragón ha rechazado una proposición de IU en la que se pedía al Gobierno autonómico que todos los teléfonos de información, citación, atención de incidencias y reclamaciones de los servicios públicos y esenciales sean gratuitos.

La iniciativa ha contado con los votos en contra de PSOE y PAR y el apoyo de PP y CHA.

Además, el diputado Adolfo Barrena pedía que se estableciera, como requisito imprescindible para las empresas prestadoras de servicios públicos, suministros, transportes y comunicaciones, la obligatoriedad de tener, al menos una dirección física en Aragón para formular las quejas o reclamaciones.

Tampoco se aceptó en el pleno el último punto de la propuesta, en el que se instaba al Ejecutivo a garantizar de forma fehaciente que los usuarios de servicios públicos y esenciales puedan tener constancia escrita de cualquier queja, reclamación o incidencia y que, al mismo tiempo, se obligue a dar respuesta a las quejas en el plazo de un mes.

Barrena ha dicho que su objetivo era "defender a los ciudadanos", que son usuarios y receptores de servicios públicos de las Administraciones Públicas en un momento de imparable implantación de las nuevas tecnologías.

A su juicio, es necesaria una actualización de las normativa vigente en materia de protección y defensa de los consumidores habida cuenta de la evolución en la prestación de los servicios básicos.

Pero por otro lado, ha agregado, las políticas de externalización que llevan a cabo las administraciones, la "permisividad" en la contratación y subcontratación y la introducción de tecnologías que permiten la atención a distancia obligan a dar respuesta a las nuevas necesidades de protección para los usuarios.

Los portavoces de PSOE y PAR han estimado que las administraciones públicas deben de dar el servicio, pero "no es básico que sea gratuito", sobre todo cuando hay otros servicios más esenciales, como la electricidad o el agua, que no lo son.

A juicio del diputado del PAR Javier Callau, el modelo de atención telefónica con números 901 ó 902 es adecuado, además de prestarse a un precio "más que razonable".

En la misma línea, la socialista Mari Carmen Sánchez ha destacado que el ciudadano, al hacer uso de estos servicios telefónicos, busca inmediatez, rapidez y comodidad, además de que estén operativos las 24 horas de los 365 días del año.

Etiquetas