Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

PLENO DE LAS CORTES

PSOE y PAR dan por finiquitado su pacto de legislatura aprobando las cuentas de 2011

PP, CHA e IU votaron en contra de las cuentas tras ver cómo apenas se aceptaba una de sus más de 1.200 enmiendas.

Marcelino Iglesias, Eva Almunia en las Cortes
PSOE y PAR dan por finiquitado su pacto de legislatura aprobando las cuentas de 2011
ESTHER CASAS

Hasta aquí han llegado, aunque puede que toda- vía tengan el típico encuentro puntual de las parejas que acaban de dejarlo. Después de casi 12 años de gobierno en coalición sin apenas fisuras, el PSOE y el PAR dieron ayer por finiquitado su tercer acuerdo de legislatura con la aprobación de los presupuestos de Aragón para 2011. Socialistas y aragonesistas dejaron de lado sus divergencias -las reales, pero también las escenificadas- y sacaron adelante las cuentas autonómicas dejando en el camino más de 1.200 enmiendas: las que presentaron los grupos de la oposición.

PP, CHA e IU vieron cómo los socios de gobierno rechazaron prácticamente todas sus propuestas para mejorar el proyecto de presupuestos, y por eso votaron en contra de unas cuentas que se contraen un 7,46% respecto a las de este año alcanzando un montante total de 5.293 millones de euros, el más bajo desde 2007.

A partir de ahora, el PSOE y el PAR afrontan los apenas tres meses que quedan de legislatura como una cuenta atrás en la que solo podrán contar con sus socios para temas puntuales. Es posible que los aragonesistas apoyen a los socialistas en la modificación de un par de leyes para adaptarlas a las conclusiones de la Mesa de la Montaña, pero habrá que ver qué sucede con el resto de propuestas que están sobre la mesa.

La formación que preside José Ángel Biel tiene pendientes el proyecto de ley de aguas y ríos y el de derechos históricos. Además, está previsto que también presente el de la ley de Capitalidad. Por su parte, el PSOE lanzó ayer mismo en un consejo de gobierno extraordinario el proyecto de ley de Educación.

En todos los casos se trata de leyes que no despiertan ningún entusiasmo en la parte 'contraria'. Ese desinterés, unido a lo ajustado de los plazos -la Cámara se disolverá en marzo y en enero no habrá plenos- y a las estrategias preelectorales, complican, y mucho, que PSOE y PAR lleguen a más acuerdos.

En el pleno de ayer, y tras haber llegado a un acuerdo sobre la gratuidad de los libros de texto, la coalición volvió a cerrar filas. El portavoz socialista en la comisión de Economía, Antonio Piazuelo, defendió el carácter "social" de los presupuestos de 2011 recordando que el peso de este tipo de políticas sube del 62% al 64% del total. Sin embargo, en cifras totales se reduce de 3.585 a 3.420 millones de euros.

Las críticas de la oposición

Por su parte, la oposición volvió a atacar duramente las cuentas del año que viene. "Lamentablemente, los presupuestos de 2011 no resuelven los gravísimos problemas de la economía aragonesa -denunció el portavoz del PP, Eloy Suárez-. No solo no se va a frenar el paro, sino que el Gobierno nos ofrece más de lo mismo y cae en los mismos errores de los dos últimos ejercicios". Los populares propusieron, como alternativa, reducir la presión fiscal, incrementar la inversión y rebajar los gastos improductivos y los electorales.

El portavoz de Economía de Chunta, Chesús Yuste, sostuvo que los presupuestos aprobados por el PSOE y el PAR muestran "el estado terminal" de la coalición. "Se recorta el gasto social y la inversión para reducir el déficit, pero ralentizar el motor del avión cuando aún no ha despegado es muy peligroso", criticó el diputado de CHA, que apostó por hacer una reforma fiscal para gravar las rentas más y disminuir el gasto improductivo.

Por su parte, el diputado de IU, Adolfo Barrena, acusó a socialistas y aragonesistas de poner en marcha "políticas neoliberales" actuando "al dictado de los poderes económicos". Barrena recordó que solo por eliminar el impuesto de sucesiones y transmisiones la DGA está "regalando" 110 millones de euros anuales.

Etiquetas